•  |
  •  |
  • END

Considerando las cinco denuncias por supuestas negligencias médicas en los últimos seis meses, Marcos Carmona, Director de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, señaló que en el sistema de salud se han vuelto comunes las situaciones que atentan contra la vida de las personas.

“La negligencia médica se ha vuelto común. No podemos permitir que los médicos no utilicen los procedimientos necesarios, dejando a los pacientes en estado de indefensión”, dijo, recordando que, además del caso de la señora Clara del Carmen Meneses Sequeira, quien quedó en estado vegetativo, está la reciente muerte de un niño en el Hospital Infantil “La Mascota”, y el caso que conocieron ocurrió en el hospital Militar, entre otros.

Instó a la población a que denuncie este tipo de situaciones en que el sistema de salud violenta el derecho a la vida, e insistió en que las investigaciones no sólo las debe hacer el Ministerio de Salud, Minsa, “porque si hay negligencia médica el Ministerio Público debería involucrarse en el problema. Ocurren casos de casos y esta instancia no actúa, pero también es altamente preocupante que ni siquiera los Silais agilizan sus asesorías médicas”.

Carmona comentó que el caso de la señora Clara del Carmen Meneses ocurrió hace nueve meses, ya hay un dictamen de Medicina Legal, pero tienen cinco meses en espera de la auditoria médica del Silais-Masaya. Por eso cree que en alguna medida hay complicidad del Minsa, ya que siempre tratan de desestimar los casos, en vez de ser más objetivos en sus conclusivos.

Minsa investiga, INSS ni se pronuncia

Por su parte, la vocera del Minsa, Maritza Tellería, al ser consultada sobre el caso, indicó que la entidad ya está investigando. “Estamos haciendo auditorías médicas, no sólo de ese caso (de la trabajadora de maquila), sino de todos los casos de negligencia que han surgido en los últimos días”, aseguró sin entrar en detalles.

Entre tanto, el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, entidad que regula las empresas médicas previsionales del país, no se pronunció ayer sobre el tema, pese a que se le solicitó su posición al respecto.

Expertos en Seguridad Social, que pidieron el anonimato, indicaron que el INSS debería dar la cara en el caso y explicar el proceso de fiscalización que realiza en las empresas médicas previsionales, pues recordaron que no es la primera vez que ocurre una negligencia médica en ese segmento.

“El INSS está obligado a fiscalizar a esas empresas y cerrarlas en casos de negligencia, sin embargo, mantiene secretismo, no da la cara, y eso da qué pensar”, concordaron.

Familiares rechazan versión de clínica

Los familiares de la afectada Clara Meneses no creen en la versión de la subdirectora de la clínica provisional Santa Gema, Marisol Díaz, caso sobre el cual el Silais no ha querido informar al respecto.

Ante la falta de un conclusivo del Minsa, doña Suldeva María Guadamuz, abuela de la afectada, presume que a su nieta le aplicaron mucha anestesia y por eso se quedan callados.

“Ellos se pasaron de anestesia y no nos han querido decir nada. Fui a poner la denuncia al Silais y más bien me dijeron que ellos no tienen que ver en nada, que no metían las manos, pues yo les dije que las tenían que meter, porque iba a ir a los Derechos Humanos, y me dijeron que fuera donde yo quisiera”, expresó Guadamuz, quien menciona que su nieta ya no tiene solución, por lo cual alguien debe responsabilizarse, no sólo por el estado de su nieta, sino también por la manutención de sus seis hijos.

¿Fallas en el sistema de atención en salud?

El gineco-obstetra Oscar Flores Vigil, Presidente de la Sociedad Nicaragüense de Ginecología y Obstetricia, comentó que se debe hacer un estudio, y si los problemas en los hospitales son un resultado derivado de una práctica con personal no calificado, sin supervisión ni control, entonces es una falla del sistema de atención en salud.

Recomendó una revisión en la atención que se está dando a la población en los hospitales, para asegurarse de que los recursos profesionales cumplan con su obligación y su responsabilidad.

Mencionó que en el caso de las clínicas previsionales, éstas no tienen justificación para poner a un estudiante, salvo que tenga una autorización particular del Consejo Nacional de Universidades, CNU.

“La utilización de practicantes ha sido algo normal en todo el mundo, pero si hay fallas en la supervisión, ésta es responsabilidad administrativa del Minsa. Un estudiante no tiene responsabilidad, quien la tiene es el personal de planta graduado profesionalmente, que son supervisores supuestamente preparados para entrenar a los internos”, dijo el especialista.