Rafael Lara
  •  |
  •  |
  • END

Un año sin dar respuesta tiene la Corte Suprema de Justicia, CSJ, en el caso del recurso por inconstitucionalidad de la penalización del aborto terapéutico, por lo cual representantes del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, y organizaciones feministas introdujeron un reclamo por retardación de justicia.

La doctora Vilma Núñez, Presidenta Ejecutiva del Cenidh, entregó el documento al doctor Rubén Montenegro, secretario de la CSJ, señalando que era la cuarta vez que llegaban a ese Poder del Estado solicitando justicia.

“El escrito no es más que la reiteración de la petición original, agregando una nueva violación a los derechos humanos, como es la denegación de justicia, ilustrando además la serie de condenas que el Estado de Nicaragua ha recibido por parte de los diferentes comités de Naciones Unidas, por la aplicación de los aberrantes artículos que castigan el aborto terapéutico en el Código Penal”, expresó la doctora Núñez.

Indicó que esto agrava la situación, luego de que los caudillos de los mayores partidos políticos se pusieron de acuerdo con la intención de ganarse a la jerarquía católica y sus feligreses.