Martha Vásquez Larios
  •  |
  •  |
  • END

Un Tribunal de Jurado de Conciencia declaró culpable por delito de Peculado a Marlyn Palacio Obando, ex Responsable de Farmacia Asistencial en el Hospital “Berta Calderón”.

Según acusación del Ministerio Público, la procesada también fungió como Secretaria del Curim (Comité de Insumos Médicos), instancia que velaba por la buena atención de los pacientes y del uso racional de los medicamentos y de los insumos médicos.

La acusada, abusando de los cargos que ostentaba como funcionaria pública, y aprovechando la confianza que los médicos depositaban en ella, les solicitaba que le firmaran recetas en blanco para regalar vitaminas que estaban por vencerse a pacientes y empleados del Hospital.

Inventaba pacientes y expedientes

Para sacar el medicamento, Tramadol de 50 mg, Celecoxib de 200 mg y Amoxicilina de 875 mg, la acusada alteró los nombres de pacientes y números de expedientes clínicos de mujeres que padecen de cáncer, y que supuestamente estaban hospitalizadas o llegaban a pasar consulta, expresó Iris Valverde, Procuradora Auxiliar Penal.

Además, prescribía medicamentos de manera excesiva en cada receta, sin ser médico; “ella prescribía hasta 6 mil pastillas, las que eran sustraídas de la Farmacia y se las llevaba”, aseguró Valverde.

Bajo ese modo de operación, la ex funcionaria del Estado emitió 30 recetas con medicamentos valorados en 1 millón 5 mil 904 córdobas. La PGR se adhirió a la acusación como representante de la víctima (Estado de Nicaragua) y solicitó la culpabilidad, en virtud de existir suficientes pruebas y de haber constatado que se causó un daño al Estado y a la salud pública.

Entre las pruebas que se presentaron durante el juicio está el peritaje caligráfico que comprueba que ella fue la que alteró las recetas médicas. Como agravantes de la condena para la procesada están el abuso de autoridad y el abuso de confianza.

Durante el debate de la pena, el Ministerio Público y la PGR solicitaron 8 años de cárcel, mientras que la defensa pidió la pena mínima de cuatro años. Según el artículo 451 del Código Penal de Nicaragua, el delito de Peculado tiene pena de 4 a 10 años de cárcel.