•  |
  •  |
  • AFP

El mediador en la crisis de Honduras, Oscar Arias, propuso hoy, entre los puntos más importantes, la restitución del depuesto presidente Manuel Zelaya, el adelanto de las elecciones y una amnistía para delitos políticos, según una copia de un discurso a las delegaciones entregada a la prensa.

“Ahora lo que importa es lo que va a pasar. Hay que alejar la mirada de las razones que llevaron al enfrentamiento, y volverla hacia los desafíos que pueden conducir a la reconciliación. Más de siete millones de hondureños piden solamente siete acuerdos, para recobrar la fe perdida y volver a transitar la democracia…” declaró la presidencia.

El primero de los puntos señala: la legítima restitución de José Manuel Zelaya Rosales en la Presidencia de la República, cargo en que permanecerá hasta el fin del periodo constitucional por el cual fue electo, y que concluye el 27 de enero del próximo año, fecha en que entregará el poder al candidato designado libre y democráticamente por el pueblo, en elecciones supervisadas y reconocidas por la comunidad internacional.

Segundo: la conformación de un Gobierno de unidad y reconciliación nacional, compuesto por representantes de los principales partidos políticos.

Tercero: la declaración de una amnistía general exclusivamente para todos los delitos políticos cometidos con ocasión de este conflicto, antes y después del 28 de junio pasado.

Cuarto: la renuncia expresa del Presidente Zelaya, y de su Gobierno, de la pretensión de colocar una “cuarta urna” en las próximas elecciones, o realizar cualquier consulta popular no autorizada expresamente por la Constitución de la República de Honduras.

Quinto: el adelanto de las elecciones nacionales del 29 de noviembre al último domingo de octubre, y el adelantamiento de la campaña electoral de los primeros días de septiembre a los primeros días de agosto.

Sexto: el traslado del comando de las Fuerzas Armadas del Poder Ejecutivo al Tribunal Supremo Electoral, un mes antes de las elecciones, para efectos de garantizar la transparencia y normalidad del sufragio, conforme con los términos de la Constitución de la República de Honduras.

Séptimo: la integración de una comisión de verificación compuesta por hondureños notables y miembros de organismos internacionales, en especial por representantes de la Organización de Estados Americanos, que vigile el cumplimiento de estos acuerdos y supervise el correcto retorno al orden constitucional.

Arias agregó que si se llega a alcanzar un consenso, su gobierno se compromete a emplear todas las vías diplomáticas para gestionar el retorno inmediato de Honduras a la Organización de Estados Americanos, y el levantamiento de las sanciones impuestas por otros gobiernos y organismos internacionales. “Tienen en sus manos la posibilidad de convertir un desastre en un prodigio, un fracaso en una victoria. Están a tiempo todavía de llegar al próximo 27 de enero como un grupo de personas que hizo mucho por la democracia en Honduras. Un grupo de personas que supo decirles a las generaciones posteriores que la democracia no es perfecta, que sus actores a veces se equivocan, pero que es, y seguirá siendo, el mejor sistema para
empezar de nuevo.

Después de que Arias les presentara esta propuesta, las comisiones optaron por tomar un receso y consultar con sus dirigentes la viabilidad de aceptarla o no. Luego se reiniciará el encuentro.