Martha Vásquez Larios
  •  |
  •  |
  • END

El Ministerio Público archivó la acusación por homicidio y lesiones graves contra cuatro agentes de seguridad de Lenín Cerna Juárez en perjuicio de quien en vida fuera Gladis Rebeca Arbizú Fletes y Marlon Rodríguez Robleto, y mantuvo en secreto la resolución desde el seis de marzo del corriente año.

Los ahora exentos de culpa son el inspector Larry Galeano; el suboficial Hollman Sánchez y los policías René Martínez y Gerson Gutiérrez.

Entre las razones para archivar la causa por desestimación que da el fiscal Manuel Reyes está que los acusados estaban desempeñando funciones en la casa de la magistrada Marisol Castillo, esposa de cerna, por tanto actuaron en el ejercicio legítimo de su cargo.

¿Por qué no dejarlo al juez?

Para Gonzalo Carrión, asesor legal del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, este argumento no es suficiente para archivar una causa, pues sólo “siembra dudas del porqué Fiscalía en algunos casos actúa con discrecionalidad y conveniencia”.

“Cuando hay una persona muerta quien debe decidir sobre la culpabilidad o no de los implicados es un juez competente, para que determine si hubo circunstancias para utilizar la fuerza extrema. La Fiscalía nunca demostró si los policías pusieron en riesgo su vida, ni que las víctimas realmente hayan entrado a terreno custodiado, es decir, hay muchas dudas que sólo en un tribunal de justicia podían dilucidarse”, expresó Carrión.

El miembro del Cenidh agregó que la “Fiscalía no es garante de ningún observatorio y es más saludable, para que no quede ninguna duda, que se ventile en los juzgados y la legitime un juez”.

Mataron en “cumplimiento de un deber”

El fiscal Reyes también argumenta a favor de los agentes que en el Capítulo II del Código Penal están las causas que eximen de la responsabilidad penal a quien obre en cumplimiento de un deber jurídico, en el ejercicio legítimo de un cargo, en este caso, labor de escoltas.

“El que obre en cumplimiento del deber, actúa conforme a derecho porque no se comporta antijurídicamente, nos atenemos a esta norma penal de resguardo de Marisol y Lenín... Tiene resultados lamentables, pero no se les puede atribuir delito, también es menester mencionar que los policías actúan en legítima defensa de su vida”, se lee en el expediente.

Como que reprimieron un motín

Otro de los argumentos es que “la Policía Nacional hará uso de la fuerza necesaria para preservar el orden público y la paz social, prevenir y reprimir los delitos y faltas. Los sujetos activos actuaron con el cumplimiento de un deber concreto en cuyo ámbito se desarrolla su actividad de protección, e hizo necesario el uso de la violencia porque sin ella, no le fuera posible cumplir con su obligación que les incumbe”, reza en el expediente.

Al respecto, Carrión se pregunta, “¿la Policía puso en peligro su vida? ¿La víctima respondió con armas? El resultado no es proporcional, ni menos justificado, porque dicen que era miembro de una banda, si ya está muerta y no se podía defender. Incluso pudieron decir que era una terrorista y no tiene forma de defenderse porque está muerta”, aseveró el asesor legal.

“Que los agentes de seguridad personal y agentes policiales disparen a la gente sin haber causas extremas se vuelve una rutina”, denunció Carrión.

Desiste

Con respecto al lesionado Marlon Rodríguez Robleto, dicen que “rola en el cuaderno de investigaciones por el capitán Jorge Uriarte, detective de homicidio de Auxilio Judicial, que el acusado no quiere continuar con dicha causa, que quiere retirar la denuncia; sólo lo que quería era que le ayudaran a componer su vehículo”, dice en el expediente.

“Si eso quería el lesionado, tenía que decirlo de viva voz ante el juez competente, no hacerlo a través de una declaración ante la Policía”, dice Carrión.

“En la determinación del ejercicio de ley, el Ministerio Publico sólo ejercerá sus funciones cuando existan los elementos suficientes para sustentar la ocurrencia del hecho, es así que el suscrito fiscal manifiesta no ejercer acción penal al no poseer suficientes pruebas que sustenten la acusación. En consecuencia resuelve proceder al archivo por desestimación”, finaliza el expediente del caso Arbizú.

La resolución fiscal fue notificada el seis de marzo de 2009 a Jaime Arbizú, papá de la víctima. Los medios de comunicación intentaron conocer antes la resolución del caso, pero la Fiscalía negó el acceso.

Los hechos

Los hechos sucedieron el 20 de febrero de 2009 a eso de las 10:30 de la noche, en el sector del kilómetro diez y medio de la carretera hacia Masaya, donde las víctimas viajaban en un carro Mitsubishi color rojo. Ambos manejaban en persecución de los actores de un robo de una camioneta propiedad del hermano de la víctima, y al entrar a un gancho de caminos y retroceder, cerca de la propiedad de Lenín Cerna, los escoltas les hicieron 11 disparos. La mujer de 29 años fue mortalmente impactada.