José Luis González
  •  |
  •  |
  • END

LEÓN
Los miembros del Concejo del Poder Ciudadano, (CPC), en el reparto Emir Cabezas Lacayo, sector oeste del municipio de León, señalan al diputado del Frente Sandinista, Filiberto Rodríguez, de adueñarse de una propiedad comunal, afectando a decenas de lugareños y artistas de las distintas disciplinas de la cultura nicaragüense.

La propiedad en disputa es el Centro Cultural “Espiga Nueva”, construido hace 30 años con la ayuda de la Cooperación Externa y la contrapartida del gobierno local.

Danilo Picado, Coordinador de los CPC en el reparto Emir Cabezas Lacayo, en León, manifestó que desde hace varios años el diputado Rodríguez ha venido adueñándose de dicha propiedad, aduciendo que tiene las escrituras y otros documentos que le otorgan el derecho de posesión.

“La comunidad en general le ha reiterado en repetidas ocasiones al diputado Filiberto Rodríguez que demuestre las escrituras que tiene en su poder, que demuestre con documentos que es dueño de la propiedad”, señaló el líder comarcal, después de reunirse con el Procurador Departamental de la Propiedad.

Hermano de legislador ha ofrecido “plomo”

Añadió Picado que por denunciar este atropello a la comunidad, ha sido amenazado de muerte por Alvin Rodríguez, hermano del diputado señalado de usurpación de propiedad. Además aclaró que los cuestionamientos directos al diputado Rodríguez se le han hecho como persona particular, y no como político o representante del FSLN.

Según el Coordinador de los CPC, el Centro Cultural “Espiga Nueva” fue financiado con fondos de la Lotería Nacional de Gran Bretaña y del Consulado Británico, auspiciado por el Hermanamiento Oxford-León, y la colaboración de la Asociación de Promotores de la Cultura, (APC), y la Alcaldía, “por lo tanto nada tiene que reclamar el señor Filiberto Rodríguez”, dijo.

También destacó que el diputado Rodríguez mantiene la propiedad de uso privado, bajo llave y con las puertas cerradas, irrespetando a la comunidad que se siente con las manos atadas.

“El diputado Rodríguez ha manifestado que si la comunidad quiere que le devuelvan la propiedad tienen que entregarle una indemnización de 300 mil dólares”, denunció el Coordinador de los CPC, quien amenazó con tomarse la propiedad en disputa.

Diputado: “No es Casa Comunal”

Por su parte, el diputado Rodríguez aseguró que la Asociación de Teatro Comunitario Espiga Nueva, que se encuentra compuesta por siete miembros fundadores, es la dueña absoluta de dicha propiedad, construida gracias a la gestión de la asociación a través del hermanamiento Oxford-León.

“En 1992, siete artistas leoneses fundamos el grupo de teatro “Espiga Nueva”, en la Casa de Cultura “Antenor Sandino Hernández”, cuando en ese entonces ostentaba el cargo de Director General, posteriormente realizamos giras artísticas por Europa y conseguimos recursos económicos para construir la sede del grupo de teatro, pero en ningún momento se concibió como una casa comunal”, afirmó el diputado Rodríguez.