•  |
  •  |
  • END

Manuel Zelaya llamó anoche al pueblo hondureño a insurreccionarse ante el régimen de facto que encabeza Roberto Michelletti, después de que este sábado en Costa Rica se rompió el proceso de negociación que había iniciado el presidente costarricense Oscar Arias con las dos partes en conflicto.

El llamado lo hizo el presidente constitucional de Honduras desde la embajada de su país en Managua, adonde llegó a las 7 y 45 de la noche acompañado de su canciller Patricia Rodas y miembros de la comisión que lo representaron en la mediación que tuvo el presidente costarricense Oscar Arias.

Dijo que la Constitución de su país tiene un artículo que les da el derecho a los hondureños a resistir a la opresión. Es el artículo 3 de la Ley Fundamental de esa nación, dijo Zelaya, quien aseguró que desde anoche mismo comenzaba a trabajar en su retorno, mientras en Honduras las organizaciones sociales y la población deberán organizarse para arreciar sus protestas.

Zelaya, luciendo su sobrero texano y chaqueta negra, estuvo acompañado de Ritzi Moncada, Enrique Flores Lanzas, Rafael Alegría (miembro del Frente de Resistencia contra el golpe de Estado) y Milton Jiménez Puerto. Aristides Mejía no pudo acompañar a Zelaya a la rueda de prensa, porque viajó a Guatemala.

“Golpistas botaron máscaras”, dice

El mandatario depuesto por los golpistas dijo que una propuesta de siete puntos que propuso el presidente Arias a la gente de Michelleti ni siquiera la discutieron, porque los representantes del régimen de facto lo primero que hicieron fue calificar de intervencionista al mandatario costarricense, quien proponía en su primer punto,que Zelaya recuperara su cargo en Tegucigalpa, a partir del 24 de julio.

“Hoy (ayer) el mundo se percató una vez más de lo que venimos repitiendo, de que este grupo de elite sumamente conservadora y con prácticas fascistas en Honduras, que tiene décadas de estar explotando a nuestro pueblo, es un grupo intransigente que al final decidió tomar las armas, simplemente porque yo me convertí en un elemento de denuncia permanente en contra de las arbitrariedades cometidas contra el pueblo hondureño”, dijo.

Además, la reacción que en San José tuvo la comisión de los golpistas se convirtió también en una burla, en un irrespeto y una traición, no solo para el pueblo hondureño, sino que también para la comunidad internacional porque actuaron con irrespeto frente a la comunidad internacional y al presidente Oscar Arias al llamarlo intervencionista, añadió Zelaya.

Los golpistas “se quitaron la máscara” en lo que ni siquiera fue un proceso de mediación (en Costa Rica) el cual nosotros seguiremos apoyando”, añadió Zelaya, quien también confirmó que el presidente Arias solicitó una prórroga de 72 horas para buscar una alternativa ante la situación que vive Honduras.

No critica mediador

Al responder en la conferencia una pregunta que por vía telefónica le hizo desde Honduras el periodista David Romero, Zelaya reiteró que jamás se le ha pasado por su mente renunciar al derecho que tiene como hondureño “de vivir en mi país y estar con mi familia y mi pueblo. Voy a estar en
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus