•  |
  •  |
  • END

En el marco político-jurídico de Nicaragua, el referéndum revocatorio no existe, y habría que hacer reformas a la Constitución y a la Ley Electoral que también es de rango constitucional, afirmó el magistrado del Consejo Supremo Electoral José Luis Villavicencio.

Esto confirma que el anuncio de Ortega fue un señuelo más para la reforma constitucional que abre las puertas a la reelección.

Con esta figura el pueblo no esperaría cinco años para una elección y decidir si va a mantener a una persona en el poder, si está funcionando bien. Entonces lo que se hace, en este caso, es que se le consulta al pueblo si desea que tal funcionario continúe o no mandando, explicó Villavicencio.

En Nicaragua nunca ha existido un referéndum revocatorio; sólo hay dos tipos contemplados en la Constitución: el referéndum y el plebiscito. El primero para consultas sobre leyes que se someten al pueblo, para saber si está de acuerdo o no con ellas, y el otro sobre decisiones del Poder Ejecutivo.

Para incluir esta tercera figura, primero tenés que reformar la Constitución Política y después incluirla en la Ley Electoral, que también es de rango constitucional, y luego tenés que reglamentarlo, pero para lograrlo necesitás la votación calificada de 56 votos en la Asamblea Nacional, dijo el magistrado.

Rosales en sintonía con Ortega

Para el magistrado Francisco Rosales, presidente de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, el referéndum revocatorio es parte de la democracia.

“En general, la democracia se caracteriza por el mandato del pueblo, y como tal ese mandato puede ser revocado. Esa es una figura vieja y siempre ha existido entre la política. La democracia directa se caracteriza por eso, por el mandato revocable”, dijo Rosales, al salir del Foro Sao Paulo.

El magistrado agregó que el referéndum de carácter revocatorio no existe en la Constitución del país y tendría que agregarlo, pero para esto son necesarias las reformas constitucionales, “las cuales veremos, en el corto plazo, si hay o no capacidad de negociación”, agregó Rosales.

Solís “la partió”

Para el magistrado Rafael Solís, Vicepresidente de la CSJ, el referéndum revocatorio es importante, porque con esa figura se neutralizaría cualquier golpe de Estado, como el ocurrido en Honduras.

“Yo estoy totalmente de acuerdo, ya se había pensado en esa posibilidad, incluir en las reformas constitucionales el referendo revocatorio, pero es importante porque eso, digamos, neutraliza cualquier posibilidad de golpe de Estado”, dijo Solís.

Según la Constitución de Nicaragua, actualmente tenés que respetar los períodos, pero una vez aprobado el referéndum revocatorio, podés revocar a un presidente o a un diputado o a quien fuera, dijo el magistrado coincidiendo con Villavicencio.

“Tal vez incentiva”

El doctor Solís cree que probablemente las negociaciones para las reformas constitucionales no han avanzado, y que esta idea tal vez logre incentivar la discusión de las reformas en la Asamblea Nacional.