Tatiana Rothschuh
  •   SAN CARLOS / RÍO SAN JUAN  |
  •  |
  •  |
  • END

Tras conocerse la sentencia de la Corte Interamericana de Justicia de La Haya sobre el diferendo del río San Juan, que reconoce el derecho a libre navegación de las embarcaciones costarricense con objeto de comercio, concediéndoles los beneficios del turismo, el jefe del Destacamento Militar Sur, coronel Oswaldo Rafael Barahona, aseguró que “cumpliremos con los planes de protección al río, su biodiversidad, la Reserva Biológica Indio Maíz y nuestra soberanía nacional”.

Para el jefe militar, la sentencia de La Haya no alterará el curso normal que corresponde a la institución castrense, “el reconocimiento del dominio y sumo imperio de Nicaragua sobre el río San Juan permite reforzar y regular nuestras actividades, para ello estamos dislocados en los puestos fronterizos de Bartola, Boca de San Carlos, Boca de Sarapiquí, el Delta y San Juan de Nicaragua”, apuntó.

El coronel Barahona dijo que “se va a respetar el horario de navegación establecido en el río, que es de 6:00 a.m. a 5:00 p.m., además, siempre se les ha exigido que porten la bandera de Nicaragua en un lugar visible de altura, tanto a nacionales como a extranjeros, pues es una identificación de que están navegando en aguas territoriales nicaragüenses”, apuntó.

Sólo pueden ingresar por tres puestos fronterizos

El jefe militar precisó que en el trayecto comprendido desde tres millas (inglesas) después del municipio de El Castillo, sobre el río hasta San Juan de Nicaragua, donde las embarcaciones costarricenses tienen libre navegación sobre el río, deberán someterse a las regulaciones y controles determinados en los puestos fronterizos por donde pueden ingresar, que son: Boca de San Carlos, Boca de Sarapiquí y el Delta. “Continuaremos ejerciendo el patrullaje y vigilancia sobre el río con las cuatro lanchas rápidas con que cuenta la Fuerza Naval para la prevención del delito, del contrabando, del narcotráfico, y en la defensa de nuestra flora y fauna”, apuntó Barahona.

En cuanto a la libre movilización de la población ribereña que habita en ese trayecto fronterizo, el jefe de la institución castrense explicó que a “los ribereños se les extiende el zarpe gratuitamente, nunca se les ha cobrado, así como siempre se les ha permitido la pesca de subsistencia, porque el río es un refugio de vida silvestre, hay especies en veda y no se permite la pesca para fines de comercialización”, puntualizó.

En ese sentido, señaló que en las labores de vigilancia sobre el río han encontrado hasta 300 nasas para la captura del camarón, “eso no puede ser para subsistencia, y no lo permitiremos, los ribereños han tenido el derecho de navegar y sobrevivir de los recursos del río”, indicó.

El jefe del destacamento militar sur refirió que cumplen planes conjuntamente con el Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales, Marena, y en ese sentido esperan indicaciones precisas que deberán cumplir para la protección y vigilancia de la Reserva Biológica Indio Maíz y los recursos naturales adyacentes en ese territorio fronterizo.