•  |
  •  |
  • END

El presidente hondureño Manuel Zelaya, en conferencia de prensa realizada ayer, insistió en su regreso a su país esta semana, y responsabilizó al general Romeo Vásquez Velásquez, jefe del Estado Mayor del Ejército de Honduras, de cualquier cosa que pueda ocurrirle en el camino.

El presidente hondureño señaló que el miércoles terminan las 72 horas --que solicitó el presidente costarricense Óscar Arias--, y comienza su retorno, el cual no puede detallar porque forma parte de todo un plan estratégico que no puede divulgar.

“El sentido del retorno al país es un derecho que nadie me lo puede negar. El derecho de regresar a mi casa y con mi familia, obedeciendo el mandato que el pueblo me dio”, expresó el mandatario, mencionando que ha agotado todos los recursos internacionales pacíficos para ser restituido al frente de su gobierno, mientras tanto su país tiene prácticamente 22 días paralizado por los golpistas que se sostienen por las bayonetas porque no quieren dejar el poder.

Negando que desde Nicaragua esté promoviendo la violencia en Honduras, dijo: “No he estado hablando de insurrección, sino de la Constitución de la República de Honduras. Si hay quien cree que mis palabras, por defender la democracia no les ayudan, están equivocados. No estoy promoviendo golpes de Estado, es un principio de los cuales todos los nicaragüenses están de acuerdo y aplaudiendo”.

Responsabiliza a general Vásquez

“Violencia en Honduras ya existe, ya hay muertos, se ha afectado la economía y la imagen de Honduras que tanto cuesta construir. Nuestras manifestaciones son pacíficas, dentro de nuestros derechos. Quienes tienen las armas son ellos y podrán disparar, pero yo responsabilizo por mi vida y mi seguridad al general Romeo Vásquez Velásquez. Si a mí me pasa algo de camino a Honduras, el responsable de mi asesinato será el general Vásquez Velásquez”

Zelaya dijo que hasta el momento las acciones de la comunidad internacional contra el régimen golpista han sido muchas, pero no han sido suficientes para que Roberto Micheletti entregue el poder, por lo que pidió a Estados Unidos mayor presión, ahora de forma directa contra los conspiradores, cuya lista de nombres dijo haber entregado al gobierno estadounidense para tal fin.

“Yo hago recomendaciones, pero ellos sabrán qué tipo de acciones tomarán”, señaló el presidente hondureño.