elnuevodiario.com.ni
  •   SAN JOSÉ  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La delegación del gobierno hondureño de facto de Roberto Micheletti viajaba hoy a San José para reunirse con el presidente costarricense, y mediador en la crisis política hondureña, Oscar Arias, anunció en Tegucigalpa el canciller Carlos López Contreras. "Estamos viajando a Costa Rica inmediatamente que termine esta conferencia de prensa", manifestó López, quien encabeza la delegación, y que de este modo confirmaba una información anunciada en San José por una fuente diplomática bajo anonimato.

Según esa información, ambas delegaciones se encontraban camino a San José, porque había un acuerdo para el regreso de Zelaya a Honduras como presidente, aunque tendría que someterse a un proceso para responder por los delitos de que le acusa la justicia. Por su parte, Micheletti volvería a ocupar la presidencia del Congreso, que lo nombró a la máxima magistratura tras el golpe de Estado del 28 de junio.

Sin embargo, el canciller López, antes de partir, en la conferencia de prensa celebrada en la Casa Presidencial, informó que la "hipótesis de un retorno al poder del señor Zelaya está descartada" por el gobierno de facto.

Mediador retrasa comparecencia
Arias atrasó una hora su comparecencia ante los medios de comunicación para dar a conocer la "Declaración de San José" con el resultado de la mediación, informó la presidencia. La comparecencia tendría lugar a las 04:00 de la tarde (hora local). Los primeros en llegar a territorio costarricense fueron los dos emisarios de Zelaya, la jefa de la delegación y su ministra de Energía, Rixi Moncada, y el secretario de la Presidencia, Enrique Pérez Lanza.

López informó en Tegucigalpa que entregaron un documento a Arias que sigue las propuestas "de un senador de los Estados Unidos de América que ha seguido con sumo interés los acontecimientos en Honduras desde el 28 de junio", día del golpe de Estado que derrocó a Zelaya. "Ese documento lo ha acogido el mediador y lo ha refundido" con el de sus siete propuestas, apuntó.

El canciller aseguró que el gobierno de Micheletti, pese a estar suspendido de la Organización de Estados Americanos (OEA), cursó una invitación a "observadores" de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, con sede en Washington, para que visiten el país y hagan informes sobre la situación. López manifestó que confiaba en que su gobierno pueda ir estableciendo vínculos bilaterales con otros países. Hasta ahora ningún gobierno del mundo ha reconocido al régimen de Micheletti.

Mencionó el caso de Cuba, que restableció relaciones con toda América Latina mientras estaba suspendida de la OEA, diciendo que "no me extrañaría que (lo mismo) se desarrolle en el caso de Honduras en el corto plazo". El funcionario fustigó al secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, a quien calificó como "sumamente parcializado" en la crisis hondureña. La actitud de Insulza, al pedir la suspensión de Honduras en la OEA, "incluso podría calificarse como negligencia culposa", expresó el canciller.