José Leonel Mendoza
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Como un total fracaso valoró la delegación que representa a Manuel Zelaya, el denominado Acuerdo de San José al estimar de intransigente y prepotente a la comisión del golpista Roberto Micheletti, que se opuso a firmar el acuerdo y acatar las resoluciones que emitieron la Organización de Estados Americanos, OEA y las Naciones Unidas, ONU, para restituir al mandatario depuesto.

Minutos antes que se conociera que el diálogo fracasó, el presidente Oscar Arias leyó el llamado Acuerdo de San José y dejó en manos de las comitivas, la decisión de firmarlo o no, sin embargo eso no ocurrió. “Pido con urgencia pero con respeto que reflexionen el documento. No es perfecto, en la democracia nada es perfecto. Es el primer documento en la historia que puede revertir un golpe de Estado”, declaró Arias, al tiempo que indicó que sería un claro mensaje que los intereses de la paz prevalecerían sobre cualquier otro que no restituya la tranquilidad en Honduras.

Rixi Moncada, en representación de la delegación de Zelaya, reprochó que aún no haya ocurrido nada respecto del retorno de Zelaya a pesar del plazo de 72 horas que puso el mediador Oscar Arias para que “el régimen militar golpista cumpliera el mandato de la OEA y la ONU de restituir al mandatario depuesto. "Los golpistas no atendieron esos esfuerzos” y más bien dijeron que no se someterán al chantaje de la comunidad internacional.

“Condenamos el régimen de facto, que reprime al pueblo. Solicitamos al presidente Arias que convoque de urgencia este mismo día a los presidentes del Sica, al Consejo Permanente de Estados Americanos y al Consejo de Seguridad de la ONU para que adopten las medidas coercitivas que obliguen al régimen golpistas a cumplir”, declaró Moncada. Finalmente adujo que su delegación cumplió con someterse al proceso de mediación y aceptar la propuesta de San José, pero que todo fracasó "por la intransigencia de los golpistas".

Por su parte Mauricio Villeda, en nombre del gobierno de Michelleti, se limitó a indicar que la propuesta se la llevarán a las autoridades de su gobierno para que la analicen y determinen que hacer. Sin embargo hizo hincapié que el nuevo acuerdo es prácticamente el mismo que presentían y que sólo cambiaron de ubicación la exigencia de restituir en el poder a Zelaya.

Villeda justificó que como los puntos del acuerdo involucran a otros poderes del Estado hondureño, esos deberían ser analizados por cada uno, incluyendo la Fiscalía, donde existe existe una acusación por 18 delitos en contra de Zelaya.