•  |
  •  |
  • END

El fiscal Javier Morazán, jefe de la Unidad Anticorrupción y lucha contra el Crimen Organizado del Ministerio Público, informó que ayer se presentaron al Hospital Militar “Alejandro Dávila Bolaños” e intentaron entrevistar al ciudadano Ryan Mattews, receptor del órgano del joven Luis Enrique Picado Tercero, pero los médicos informaron que se encuentra muy grave de salud, y que el pronóstico en su caso es reservado.

“El señor Mattews está imposibilitado de hablar, se encuentra muy mal y eso nos impidió hacer la entrevista. Vamos a esperar unos días para ver si se recupera, aunque los pronósticos médicos dicen que está muy difícil, porque se ha ido agravando cada vez más, después de la operación”, dijo Morazán.

Mattews, originario de Nueva York, Estados Unidos, es pieza clave en la investigación que diversas instituciones realizan sobre sospechas de tráfico de órganos en la muerte del joven Picado Tercero, quien falleció el pasado 30 de mayo en el Hospital Militar, tras ser operado para extirparle un riñón que le fue trasplantado sin éxito al ciudadano estadounidense.

De acuerdo con la versión oficial del Hospital Militar, el donante murió desangrado menos de dos horas después de haber sido intervenido en el quirófano.

Exhumación en proceso

El fiscal Morazán indicó que hoy solicitarán una orden judicial para exhumar el cuerpo del joven Picado Tercero, y practicar una autopsia que determine las causas del deceso, que según iniciales denuncias de fuentes médicas, recibió ofrecimiento de dinero y promesas de trabajo y emigración a Estados Unidos a cambio de ceder uno de sus órganos.

Morazán añadió que el proceso se hará en coordinación con la Policía Nacional y el Instituto de Medicina Legal, cuyo dictamen será clave para conocer por qué murió el donante y despejar otras inquietudes de su madre, Elizabeth Tercero.

“Lo importantes es que con la denuncia y la petición que nos hizo doña Elizabeth, de investigar, el alcance de nuestro trabajo es profundo, y en esa línea vamos a ver dos cosas específicas: si hubo tráfico de órganos, y si, efectivamente, murió por negligencia médica”, indicó.

Fiscalía a fondo

Morazán explicó que han diseñado un plan de trabajo en conjunto con la Policía Nacional, para que sean respondidas todas las inquietudes e interrogantes del caso.

“Entrevistaremos a todo el que sea necesario, a todo el que haya tenido que ver con esto, porque la idea es llegar al fondo”, aseguró.

Fuentes de la investigación confirmaron ayer que ya hay una lista de médicos y de personal auxiliar, así como el nombre de una abogada de Managua ya identificada, a quien señalan de haber elaborado un acta notarial donde el joven Picado Tercero se comprometió a entregar “de manera formal, legal y voluntaria”, su órgano al extranjero.

Habrá autopsia

Norwin Solano, abogado del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, que acompaña a la familia del fallecido, dijo que la exhumación será parte importante en las indagaciones, para determinar las causas exactas de la muerte del joven, ya que el Instituto de Medicina Legal no le hizo autopsia, y lo único que se tiene es el certificado de defunción del Hospital Militar.

Ana Eva Torres, delegada de Managua en la Procuraduría en Defensa de los Derechos Humanos, indicó que ellos están siguiendo las investigaciones de oficio y han solicitado información a las instituciones pertinentes para conocer de cerca el caso.


(Colaboración de Rafael Lara)
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus