•   León  |
  •  |
  •  |
  • END

En intensas labores de limpieza y reparando paredes y techos, amanecieron más de 800 familias del casco urbano de Nagarote, después de ser sorprendidas este martes 21 de julio, a las 4 de la tarde, por un fuerte tornado, que dejó tras su paso un muerto, varios lesionados y entre 300 y 350 viviendas con afectaciones en su infraestructura.

El fenómeno natural se desplazó con una velocidad de 90 kilómetros por hora, arrasó con árboles, techos y enseres del hogar en una trayectoria de 10 kilómetros, afectando alrededor de 12 barrios por un período de 10 minutos.

A través de un recorrido por la áreas afectadas, el coronel Mario Perezcassar, Director Nacional de Defensa Civil, aseguró que aparentemente el tornado se formó en el lago Xolotlán, se desplazó medio kilómetros en forma diagonal hasta llegar al reparto Tierra Prometida, posteriormente atravesó 12 barrios del casco urbano de la localidad, hasta culminar en el sector del Estadio Municipal.

“El tornado golpeó fuertemente más de 12 barrios de Nagarote, con una intensidad superior a los 90 kilómetros por hora, afortunadamente se fue debilitando al impactar contra las viviendas que en su mayoría presentan serias debilidades en su infraestructura”, refirió Perezcassar.

Defensa Civil y la municipalidad registran entre 300 y 350 viviendas con daños parciales en su infraestructura, además de un fallecido y de 19 heridos, de los cuales cuatro fueron remitidos a distintos hospitales de Managua.

Hay dos albergues

También se registran dos centros de albergue con 56 evacuados, tres colegios con sus techos destruidos, al igual que afectaciones en el techo y ventanales del templo católico Sagrado Corazón de Jesús.

El desastre natural se produjo en el período de celebración de las fiestas patronales en honor a Santiago Apóstol. El edil Juan Gabriel Hernández optó por reunirse con monseñor Benito Pentzke, cura párroco de la localidad, para evaluar la continuidad o no de las fiestas.

En cuanto a las actividades religiosas, monseñor Pentzke aseguró que continuarán desarrollándose normalmente a petición de la misma feligresía.

“Estamos divididos, algunas personas son del criterio que las fiestas patronales continúen porque han invertido en sus negocios, pero hay otro sector que está en contra de esta posición; tendremos que analizar ambas posiciones para no afectar a nadie”, afirmó Hernández. Las fiestas están previstas a culminar el 26 de julio.

El alcalde destacó que no cuenta con recursos para hacerle frente a las necesidades de la población, “estamos solicitando al gobierno central que nos ayude, ellos son nuestra esperanza, aunque yo voy a buscar de donde sea los recursos para ayudar a la población”, apuntó Hernández, tras mencionar que la prioridad inmediata son zinc, cemento, clavos, y plástico negro.

Restablecen energía

El servicio de energía eléctrica se restableció lentamente a medida que las seis cuadrillas de Unión Fenosa trabajaban en la reparación del tendido eléctrico.

“Más de un kilómetro de redes primarias colapsaron durante el tornado, el servicio estará restablecido en un 90 por ciento este miércoles, después de un intenso trabajo de 12 horas”, dijo Jorge Katín, Director de Comunicación en Unión Fenosa, tras agregar que cinco postes del tendido eléctrico se desplomaron en el sector del Estadio Municipal.

Rigoberto Gutiérrez, de 65 años, oriundo del barrio “Carlos Fonseca”, en el sector céntrico de Nagarote, solicitó a las autoridades de Defensa Civil, Alcaldía y Sinapred, ayuda para reparar el techo de su propiedad que fue destruido tras el paso del tornado.

Destacó que solamente él y una de sus hijas se encontraban en la propiedad cuando sucedió el desastre, que no sólo desprendió el techo, sino que derrumbó una parte del tejado.