Amparo Aguilera
  •  |
  •  |
  • END

Mientras en  países como El Salvador aumenta en los últimos días el estrés por la gripe A, en Nicaragua el Ministerio de Salud, Minsa, maneja la enfermedad con un bajo perfil sin  explicaciones  al respecto.   
Los cuatro últimos informes de prensa sobre el comportamiento del virus están siendo suministrados a los medios independientes entre las seis y las ocho de la noche, es decir, cuando se está próximo al cierre.

El más reciente reporte del Minsa, dado a conocer ayer,  indica que  los casos de gripe A se mantienen en 403 a nivel local. De éstos, la mayoría han sido dados de alta, de modo que sólo 12 personas permanecen bajo cuido médico.

No se conocen las razones del “estancamiento” del aumento de casos.  Entre tanto, en  El Salvador, los medios reportaron ayer la suspensión  de  las clases en todo el país por la pandemia.

Las clases se reanudarán hasta el próximo 9 de agosto. Se conoció que la medida se tomó  para contener la propagación de la influenza descrita. La ministra de Salud, María Isabel Rodríguez, dijo que no se decretará alerta roja, pero mantendrán cautela.

 
“Endurecen” medidas
Además, pidió a la población --especialmente a las embarazadas y a los adultos mayores-- no asistir a  las actividades religiosas ni de otro tipo. También solicitó a los empresarios del transporte desinfectar sus unidades en áreas de uso común como los pasamanos.

Recomendó a la ciudadanía delegar a un solo miembro de la familia realizar las compras en el mercado o supermercado, y que de preferencia no se lleven niños. Aparte de eso, habrá un refuerzo presupuestario a la entidad, de   7 millones de dólares, para  frenar el virus.   
Entre tanto, la Organización Mundial de la Salud, OMS, ha indicado que las muertes por la gripe se contabilizan, a la fecha, en más de 700.  Dos semanas atrás, la entidad había referido  429 fallecidos.

En ese contexto, la institución sugirió a cada país decidir qué medidas imponer para frenar el contagio de la enfermedad. Investigadores británicos han dicho a la revista Lancet Infectious Diseases, que los gobiernos tienen que lanzar planes acerca de cuándo y cómo cerrar escuelas si se agrava la pandemia. Es decir, que hay que  estar preparados para los peores escenarios, pues la pandemia es “muy dinámica”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus