•  |
  •  |
  • END

Montado en su jeep blanco Wrangler convertible, capota negra, tipo renegado, salió ayer el vaquero hondureño a buscar su patria perdida. La marcha la hará con la misma paciencia que ha visto transcurrir 26 días desde que lo expulsaron de Honduras.

Tres días de viaje a partir de ayer para llegar a la frontera con Nicaragua y mirar lo que pasará cuando levante una bandera blanca, con la expectativa de que los militares que lo esperan lo obedezcan y bajen sus armas.

“Yo espero que cuando las Fuerzas Armadas, especialmente su cúpula militar, vean que está el pueblo y que está su Presidente, bajen sus fusiles, se sometan a la autoridad y levanten la bandera de la democracia”, expresó.

Manuel Zelaya Rosales, antes conocido como el “Presidente Vaquero”, por su singular sombrero, viajó ayer al departamento nicaragüense de Estelí, 149 kilómetros al norte de Managua, donde se harían los planes para hoy continuar su marcha hasta los municipios Somoto y Ocotal. El sábado planea llegar definitivamente a la frontera que divide a Nicaragua de Honduras.

“Vamos sin armas, vamos desarmados, vamos a buscar el diálogo”, dijo ayer Zelaya, aclarando que el diálogo que busca no es con los golpistas ni con Roberto Micheletti, Presidente de facto.

“Comandante Cero” llegará sólo a frontera con Honduras
Aunque el presidente depuesto aseguró ayer en la conferencia de prensa que sólo una bandera blanca acompañará su marcha, las palabras de su compañero “Comandante Cero” --nombrado estratega de la misión por su experiencia de guerrillero en los años 80-- se pueden interpretar de otra forma.

“Hay que estar alerta y preparado para lo que pueda ocurrir. En política todo es posible”, advirtió Edén Pastora, mejor conocido como “Comandante Cero”, desde que lideró el asalto al Palacio Nacional en 1979. Pastora detalló que su misión termina en la frontera.

Zelaya salió de Managua acompañado de una caravana de periodistas y de policías nacionales, pero no confirmó hasta dónde lo acompañarán los oficiales nicaragüenses.

Custodiado por oficiales TAPIR

La marcha también iba custodiada por oficiales de Tácticas y Armas Policiales de Intervención y Rescate, mejor conocidos como TAPIR. Extraoficialmente, una radio local informó que había varios buses a las 5:00 de la tarde de ayer, en el Malecón de Managua, esperando zarpar para acompañar la caravana de Zelaya.

Zelaya hizo un llamado a su esposa y a sus hijos para que lleguen a la frontera de Honduras y lo esperen.

“He invitado a mi esposa y a mis hijos a que salgan mañana a la frontera. Posiblemente mañana en la noche me estaré reuniendo con ellos, o el sábado en la mañana en la frontera”, manifestó. En la conferencia también reiteró su agradecimiento al Presidente de Costa Rica, Óscar Arias, por el esfuerzo que hizo en buscar una mediación.

Nuestro corresponsal en Estelí, Máximo Rugama, reportó que la caravana arribó al “Diamante de Las Segovias” a las 7:45 de la noche, y que el presidente Zelaya se hospedaría en el hotel La Campiña, cinco kilómetros al Norte de Estelí.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus