•  |
  •  |
  • END

Las explicaciones del magistrado Sergio Cuarezma no convencieron a los periodistas que llegaron ayer a protestar frente a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) por pretender cambiar el delito de asesinato a homicidio culposo, del conminado Eugenio Hernández González, quien fue sentenciado a 25 años de prisión por el asesinato de la periodista María José Bravo.

Cuarezma, autor del proyecto que circula entre los magistrados y que pondría libre a Hernández, quiso explicar con lujo de detalles los errores cometidos por la Fiscalía y por el peritaje, pero aun así no pudo evitar que los colegas de María José Bravo sintieran que estaban frente a una cortina de humo para encubrir un acto de protección política.

En la exposición que el magistrado Sergio Cuarezma ofreció ayer, describió las pruebas periciales, declaraciones de testigos y otros detalles del proceso que se llevó a cabo hace cinco años, pero principalmente destacó que ni la Fiscalía ni la acusación particular presentaron testigos que hayan declarado ver al ex alcalde de El Ayote, Eugenio Hernández, disparar directamente contra Bravo.

Sin embargo, la periodista Rosario Montenegro recordó que si hubo testigos que no asistieron a declarar, fue por temor a represalias por parte de Eugenio Hernández, porque “conocen la persona que es”, pero hay otras pruebas abrumadoras que lo condenan.

Protesta de los periodistas

Los periodistas se plantaron a las nueve de la mañana en la entrada de la CSJ, ubicada en el kilómetro siete de la Carretera Norte de Managua, para protestar por la posible liberación de Eugenio Hernández.

“Que los magistrados de la CSJ no sean cómplices”, se leía en una pancarta que sostenía uno de los manifestantes, mientras repetía en voz alta junto a sus colegas; ¡Justicia…!
Los periodistas obstruían el paso vehicular de la entrada de la CSJ. Cuando observaban que venía un automóvil con un magistrado a bordo, se plantaban de frente en cadena para no dejarlo pasar.

Luego de un rato, el magistrado Cuarezma fue el que salió a conversar con los periodistas y a convencerlos de que escucharan sus argumentos adentro, en un auditorio donde explicaría las razones para abrir la cárcel al asesino de María José.

Argumentos de Cuarezma no convencieron

Los periodistas accedieron a escuchar, pero las preguntas y las críticas nunca terminaron en la reunión que ofreció Cuarezma.

El periodista Geiner Bonilla, quien conoció de cerca a María José Bravo, considera que lo que le pasó a María José Bravo le pudo o le puede pasar a cualquier periodista que “trabaja en pro de la información en Nicaragua”.

“Con esta resolución que quiere dar la CSJ se está evidenciando que realmente en Nicaragua la justicia no existe y que nosotros como personas de prensa estamos expuestos como estuvo ella”, manifestó Geiner Bonilla a EL NUEVO DIARIO.

¿Anular el juicio?

El vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, y miembro de la Sala de lo Constitucional, Rafael Solís, afirmó que una medida para solucionar esta controversia sería anular todo el caso y comenzar las audiencias para iniciarlo de nuevo, debido a todas las irregularidades señaladas, pero esto también significaría la libertad del matón.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus