•   RIVAS  |
  •  |
  •  |
  • END

Un taxista que el 11 de mayo fue detenido por la Policía de Rivas, tras vincularlo a un caso de tráfico de drogas, logró recobrar su libertad 48 horas después, pero no su taxi, ya que pese a que no fue acusado por ningún delito, increíblemente el juez de Audiencia de Rivas, Diógenes Dávila, entregó el vehículo en calidad de depósito al administrador de los juzgados sureños, Manuel Arévalo.

Ante tal acción, el taxista Francisco Ramón Meléndez Ortiz decidió denunciar ante los medios de comunicación que está siendo víctima de arbitrariedades de parte del juez, ya que además de señalar con documentos que el Ministerio Público no ejerció acción penal en su contra, por no existir elementos de convicción, también mostró pruebas que demuestran que la misma Fiscalía ordenó al comisionado y jefe de Auxilio Judicial de la Policía de Rivas, Óscar Alemán, regresar el vehículo y resto de pertenencias que le fueron ocupados al taxista.

En la sentencia, la judicial también giró un oficio al comisionado Óscar Alemán, para que proceda a la devolución del vehículo que le ocuparon al taxista, y reconoce que su legítimo dueño es Meléndez Ortiz, pero pese a esta orden judicial, ni el jefe policial ni el juez Dávila muestran deseos de regresar el carro, que según el taxista le fue ocupado injustamente cuando se encontraba aparcado en Sapoá.

EL NUEVO DIARIO trató de conocer la versión del juez Dávila, pero fue imposible contactarlo durante el día de ayer.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus