Edgard Barberena
  •  |
  •  |
  • END

Un sector de la familia Martínez, propietaria de las más de 100 manzanas de tierra donde opera el basurero La Chureca, denunció que la Alcaldía de Managua pretende cambiar la figura de la declaratoria pública de las tierras donde funciona el vertedero municipal, para pagar la indemnización con bonos y no en efectivo.

Los mandan a callar

Los Martínez entraron a una sesión extraordinaria que desarrollaba el Concejo de Managua, donde se debatían dos informes administrativos de la comuna, y cuando pretendieron que les dieran la palabra, la alcaldesa Daysi Torres los mandó a callar, diciéndoles que en la agenda no tenía ninguna reunión con ellos.

Los Martínez se presentaron al Auditorio “Miguel Larreynaga” con la intención de que las autoridades municipales los atendieran sobre el caso del pago de la indemnización que recibirán los dueños de las tierras, por la declaratoria de utilidad pública hecha durante la administración del edil Dionisio Marenco, para la ejecución de un proyecto financiado por la cooperación española.

Peligra proyecto español

Como en la sesión extraordinaria sólo había dos puntos de agenda, el concejal Luciano García (de la bancada Antifraude), durante una de sus intervenciones, introdujo el caso de La Chureca y anunció que en el auditorio estaban varios miembros de la familia propietaria de esos terrenos, y advirtió que el proyecto que financiarán los españoles está en peligro de que se lo lleven a otro país.

La respuesta inmediata de la alcaldesa fue: “Les quiero aclarar a los señores Martínez que hoy estamos en una sesión extraordinaria y solamente va a ser para presentar estos informes, en agosto haremos una presentación oficial al Concejo y ahí vamos a ver este caso (La Chureca)”.

Torres desautorizó al concejal García diciéndole: “Yo me he comunicado con el Embajador de España y no me ha dicho absolutamente esa preocupación del gobierno español que usted está diciendo. Es más, tengo una carta que me envió el embajador informándome que viene una misión de España y no me ha dicho que van a retirar la ayuda”.

“Nos quieren pagar con bonos”

Los visitantes se retiraron molestos. Una vez fuera del salón, Gabriel Martínez Paez denunció que las autoridades edilicias quieren cambiar la forma como se les va a pagar, y que según el presupuesto municipal de 2009, en mayo les tenían que haber dado la primera partida de 50 millones de córdobas por indemnización, pero no lo han hecho.

“Ni un peso nos han dado, nadie nos recibe”, dijo el miembro de la familia propietaria de las tierras donde opera el vertedero.

“Si la comunidad española decide aceptar que nos paguen en bonos, nosotros nos vamos a oponer”, dijo Martínez Paez, quien aseguró que esa propiedad donde opera el basurero tiene 45 años de utilizarla la comuna sin que reciban un córdoba, y “ahora lo más justo es que se nos pague la indemnización”, que a juicio del demandante es de 8 millones de dólares.

Agregó que los españoles no van a invertir ni un solo euro mientras la propiedad no esté legalizada, y “lo que andan buscado es ver de qué manera toman las tierra sin pagarnos”, argumentó.