• |
  • |
  • END

Un centenar de trabajadores afiliados a siete sindicatos, incluido el sandinista de la Unión Nacional de Empleados, decretaron un paro de labores indefinido en el Ministerio de Transporte e Infraestructura, en protesta porque, según ellos, el ministro Pablo Fernando Martínez incumplió varias cláusulas del convenio colectivo.

Para los sindicalistas, Martínez no cumplió con la entrega de un bono navideño de 500 córdobas que el convenio colectivo garantiza principalmente a los trabajadores que tienen salarios menores de los cinco mil córdobas; también reclaman el pago de un excedente del aguinaldo aplicado a las horas extras, y sumaron a sus peticiones la destitución del ministro.

Los trabajadores, que portaban mantas alusivas a sus protestas, se apostaron frente a los portones de ingreso al Ministerio de Transporte de Infraestructura y con altoparlantes, y hacían constantes llamados, para tratar de convencer a otro grupo de empleados que optó por apostarse a cierta distancia cuando los reclamantes les impidieron su ingreso a la institución para cumplir sus horas laborales.


Lo que diga Mitrab, dice
El viceministro de Transporte e Infraestructura, Fernando Valle, confirmó que la huelga que mantienen los sindicatos fue declarada “ilegal” por el Ministerio del Trabajo, en tal sentido llamó a los sindicalistas a deponer su protesta tal y como la iniciaron.

Valle confirmó la disposición del Ministerio de responder a la demanda de los trabajadores si el Mitrab confirma que las mismas son legales. “Pedimos una consulta, y si el Mitrab resuelve que debe pagarse lo vamos a hacer”, dijo Valle, quien aseguró que los trabajadores estaban prevenidos que su paro era ilegal.

“No se han ajustado a los procedimientos e impusieron su voluntad cerrando los portones, secuestrando la institución y sacando bienes que son del Ministerio”, detalló Valle

O cumple o cumple
Miriam Reyes, secretaria general del Sindicato Héroes y Mártires, de la Unión Nacional de Empleados, aseguró que no dejarían ingresar a sus oficinas al ministro Martínez, “si no cumple con los derechos de los trabajadores”. Reyes aseguró que no importaba que las protestas fueran en contra de un funcionario del gobierno de Daniel Ortega, “son derechos que se debieron estar entregando porque ya estaban programados en el Presupuesto de 2007”, aseguró. “Lo que estamos haciendo es defender el derecho de los trabajadores, aunque seamos sandinistas no significa que esté en juego el derecho de los trabajadores”, argumentó.

Detalló que el Ministro de Transporte se niega a entregar un bono navideño, con el cual los principales beneficiados son los empleados de menor ingreso, entre ellas las de limpieza, telefonistas y conductores. “A los conductores se les eliminó un aguinaldo extra a pesar de estar en el convenio colectivo, así como las canastas navideñas que eran para todos, pero sólo se entregó a un pequeño grupo”.


Acusan de patronalista al Mitrab
Los dirigentes sindicales restaron importancia a la resolución del Ministerio del Trabajo que, en menos de 24 horas, resolvió rechazar una solicitud de los siete sindicatos del MTI, para que nombrara un Tribunal de Huelga ante la imposibilidad de llegar a acuerdos para revisar 12 cláusulas del convenio colectivo.

“El día que el Ministerio del Trabajo resuelva a favor de los trabajadores, aquí va a caer nieve”, dijo la secretaria general del sindicato de UNE, quien aseguró que el Ministerio del Trabajo es un organismo patronalista.

Mientras tanto, Freddy Velásquez, secretario general de la Federación Democrática de Trabajadores del Servicio Público, reaccionó molesto a la resolución del Mitrab, y dijo que las protestas se recrudecerían a pesar de la declaración de ilegalidad que hizo el organismo rector de los derechos laborales.

“Nuestra propuesta es por el incumplimiento del convenio colectivo”, dijo Velásquez, quien aseguró que la administración del MTI se resiste a entregar la liquidación que en derecho corresponde a una veintena de empleados despedidos durante la nueva administración.

La semana anterior, autoridades del Ministerio de Transporte e Infraestructura pidieron a los sindicatos una tregua de tres días para solicitar al Ministerio del Trabajo confirmara si correspondía o no entregar las exigencias de los sindicalistas. Según los mismos sindicatos, la solicitud nunca se formuló, en cambio, sí se pidió al Mitrab autorizara el despido de los directivos sindicales.