Mauricio Miranda
  •  |
  •  |
  • END

El canciller Samuel Santos afirmó que el golpe de Estado que sufrió el presidente hondureño Manuel Zelaya, así como la presencia en Nicaragua del dignatario depuesto, ha causado una inestabilidad que se extiende por toda la región centroamericana y el resto del planeta.

Santos fue abordado la tarde de ayer por varios periodistas. Uno de ellos le preguntó, específicamente, si la presencia de Manuel Zelaya estaba causando inestabilidad en territorio nicaragüense, debido a los mítines que ha organizado en un puesto fronterizo con Honduras, al norte de Nicaragua.

Santos respondió: “No está causando inestabilidad sólo en el territorio nicaragüense. Yo te acepto que está causando… Pero también está causando inestabilidad en Honduras, también está causando inestabilidad en El Salvador, también en Guatemala, en Costa Rica, en Panamá, en Sudamérica, en todo el mundo está causando inestabilidad. En Europa”.

Como una muestra de dicha inestabilidad, el diplomático mencionó que el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea se ha visto paralizado, como consecuencia de que el Sistema de Integración Centroamericano (SICA) no ha podido sesionar desde que Zelaya fue expulsado de Honduras, el pasado 28 de junio.

“Porque por ejemplo, el Acuerdo de Asociación no se puede seguir trabajando ni discutiendo en estos momentos, porque lo discute un cuerpo colegiado que es el SICA, pero al SICA le falta uno de sus miembros, y como es de consenso…”, explicó el diplomático.

“Es invitado”

EL NUEVO DIARIO le consultó, hasta cuándo permanecerá en Nicaragua, Manuel Zelaya Rosales.

“Esa es una cosa que yo te pediría que se la preguntaras a él. Pero ahorita, el presidente (Daniel) Ortega lo tiene como su invitado”, dijo Santos, quien evitó las críticas de que Zelaya estaría violentando leyes nicaragüenses, al realizar actos de agitación política en suelo nicaragüense, en contra del gobierno de facto hondureño que encabeza Roberto Micheletti.

Señaló que Zelaya ha intentado “de manera pacífica” convencer al Ejército de Honduras para que le permita regresar a su país.

“Él está esperando a su familia en la frontera. Y está planteando convencer, de manera pacífica, al Ejército hondureño, para que le permitan el libre tránsito, al cual tiene derecho como ciudadano, y mucho más como presidente constitucional de la República de Honduras, para poder entrar a territorio hondureño”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores nicaragüense. “Mientras tanto, está esperando que venga su familia”, añadió.

“No nos olvidemos cuál es el origen del problema”, dijo Santos, quien reiteró que Manuel Zelaya Rosales es reconocido por la comunidad internacional, como el presidente constitucional de Honduras.