•  |
  •  |
  • END

La continuación de la audiencia de casación para volver a escuchar testigos y presentar pruebas en el asesinato de la periodista María José Bravo Sánchez, propuesta por algunos magistrados, no fue bien recibida por la progenitora de la joven, pues manifestó que siguen jugando con la memoria de su hija.

“Esto no es vida, que a cada rato salga bailando el caso de mi hija. Ya es hora que la dejen descansar en paz y a nosotros también. Lo que pretenden hacer los magistrados liberales es una gran zanganada, porque el asesino ya fue condenado, y a fuerza quieren buscar la forma de liberarlo”, señaló doña Elda Antonia Sánchez, madre de la periodista asesinada.

Sánchez aseguró que el fin de todo eso es liberar al asesino de su hija y que al paso que van (los magistrados), también la van a matar a ella, porque no está bien de salud.

“Lo que pretenden hacer es cruel. Ya pasamos por el juicio que nos hizo revivir muchas heridas y dolor, y que después de cuatro años vengan con lo mismo… Yo les pido a los magistrados que se pongan en nuestro lugar y piensen en el hijo de mi hija, que hoy tiene siete años, y que cada vez que escucha hablar de su madre, se suelta en llanto”, expresó la progenitora de María José.

Sobre los cuestionamientos de falta de pruebas en el expediente y la valoración de la jueza de primera instancia referente a los elementos probatorios, Sánchez dijo que no cree que la jueza haya estado jugando y no realizara todo los procesos de ley para dar su sentencia.

“Ahora vienen con semejante locura. ¿Por qué los magistrados no revisan otros casos de reos que también dicen ser inocentes y sólo quieren favorecer a Eugenio Hernández, y seguir pisoteando la memoria de mi hija?”, preguntó doña Elda Antonia.

La promesa de Ortega

La madre de la víctima expresó que confía en que el presidente Daniel Ortega cumpla con su palabra, cuando la visitó el día de la vela de la periodista, y le preguntó en qué la podía ayudar. “Yo le dije que lo que necesitaba era que el culpable de la muerte de mi muchachita pague por su culpa y que no permita que salga de la cárcel hasta que cumpla su condena, que ya fue dictada”, recalcó la madre.

El fiscal de casación, Julio Montenegro, aseguró ayer que todavía no les han notificado formalmente sobre la decisión de los magistrados de la Sala Penal de la CSJ, de continuar con la audiencia de casación realizada el 21 de noviembre de 2008, pero se pronunciarán en cuanto sea oficial.

Obispo en contra

La maniobra de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, por dejar en libertad a Eugenio Hernández González, asesino de la periodista Maria José Bravo Sánchez, es considerada por monseñor Sócrates René Sándigo Jirón, Obispo de la Diócesis de Juigalpa, como un pacto que se firmó “sobre la barriga de dos fallecidos”.

Monseñor cree que esta treta tiene que ver con la puesta en libertad de William Hurtado, asesino del periodista Carlos José Guadamuz Portillo, y ahora le corresponde al otro grupo de magistrados (liberales) jugar su papel para facilitar la salida de Eugenio Hernández González, ex alcalde liberal de El Ayote.