Amparo Aguilera
  •  |
  •  |
  • END

Tratar a un menor con diabetes, que sólo requiere “controlar” la enfermedad, implica un gasto de 280 dólares al mes. Es decir, alrededor 5,714 córdobas al cambio oficial actual.

Pero si tiene complicaciones, como problemas renales o cardíacos, la cantidad asciende. El Presidente de la Asociación Nicaragüense de Medicina General, doctor Leonel Argüello, calcula que el gasto actualmente aumenta entre 300 y 400 dólares, según el caso. O sea entre 6,123 y 8,164 córdobas.

De ese monto, la Asociación de Padres de Niños y Jóvenes Diabéticos de Nicaragua, sólo puede costear entre el 80 y 83 por ciento del gasto total, porque el dinero no alcanza.

“Por falta de fondos nos toca priorizar a los niños o niñas pobres que presentan cuadros clínicos complicados, aunque quisiéramos cubrir a todos no es posible hacerlo. Por eso organizamos año con año el telehablatón para recaudar fondos”, subraya Aurita Cuadra, presidenta de la Asociación.

En la iniciativa cuentan con poca ayuda. La empresa privada y la población, por ejemplo, responden al llamado con “timidez”. Cuadra enfatiza que la meta es recaudar tres millones de córdobas en el telehablatón, que se organiza desde 2003 a nivel local, pero nunca la han alcanzado.

Aunque Argüello reconoce que año con año la cifra que “recolectan” aumenta, el médico señala que en 2003 “recogieron” un poco más de 6,800 córdobas. Tres años después, es decir en 2006, el monto aumentó a 100 mil córdobas.

Telehablatón, el próximo viernes

Luego, en 2008, creció a más de 328 mil córdobas. “Fue buena, pero no suficiente”, apunta Cuadra. Este año la meta vuelve a ser la misma: de tres millones de córdobas. Cuadra indica que el próximo 31 de julio, de 10 de la mañana a siete de la noche, realizarán la actividad en Galerías Santo Domingo.

El niño símbolo del evento será Aarón Rivas, de nueve años, originario de Managua. El menor explica que una buena manera de apoyarlos será con dinero en efectivo a través de las 800 alcancías que estarán recorriendo Managua el próximo viernes. O en las 80 y 100 alcancías que estarán disponibles en cada departamento del país.

Argüello a eso agrega que, en el BAC, ya están disponibles las cuentas en dólares, con el No. 35109-5955, y, en córdobas, con el No. 35109-1921.

“También nos pueden ayudar en especies: donando glucómetros que sirven para medir la sangre, cintas para medir el nivel de azúcar, insulina, y suplementos alimenticios para diabéticos, porque carecemos de esos insumos”, añade el doctor.

Minsa asoma con más apoyo

El director del Hospital Infantil “La Mascota”, doctor Gerardo Mejía, adelanta que el Ministerio de Salud, Minsa, tiene previsto, el próximo año, materializar un proyecto para la compra de esos equipos.

Mejía refiere que “el problema que enfrentan es que reciben donaciones de glucómetros que no se distribuyen en el país, entonces no logramos conseguir las cintas que son un complemento de ese equipo”.

Casos en aumento

Según cifras oficiales, a la fecha hay 400 menores registrados con diabetes en “La Mascota”, pero se estima un subregistro de 1,500 infantes con el padecimiento.

Del total de registrados, 250 son atendidos por la Asociación de Padres de Niños y Jóvenes Diabéticos de Nicaragua, mientras el resto enfrenta el padecimiento como puede.

El año pasado se cuantificaron 380 niños y niñas con diabetes infantil, y la Asociación cubrió a 180.

El doctor Alfonso Matus, uno de los especialistas que atiende el segmento y colaborador de la Asociación, destaca que con educación se podrá hacerle frente a la diabetes.

“Si los padres de familia o los maestros ven que un menor orina más de lo normal, muestra cansancio, toma agua más de lo normal, y adelgaza, deben prestarle atención y llevarlo al médico porque puede ser diabetes, y entre más temprano se detecte, mejor se controla y se evitan complicaciones”, advierte.

El Hospital Infantil “La Mascota” es el único centro asistencial público que atiende el problema. El hospital tiene una clínica y dos especialistas en el tema para atender la enfermedad.