•  |
  •  |
  • END

Las profesoras Ericka Hondoy y Gladis Espinoza, del centro escolar “René Schick”, ubicado en el reparto con el mismo nombre, se encuentran atemorizadas por el supuesto acoso laboral que sufren de parte del director, Miguel Ángel Fonseca.

Según las denunciantes, el director fue encontrado en uno de los salones de clases, en romances con una menor de edad que labora para el centro. Esta versión no fue negada ni confirmada por Fonseca, quien se limitó a decir que no hablaría sobre el tema.

Las docentes relataron que el 22 de mayo se presentaron al colegio para solicitarle al director permiso de ingresar el 23 al lugar. Al no estar en su oficina, Hondoy en compañía de otros alumnos, lo encontraron en un aula “romanceando” con una trabajadora del centro.

Desde entonces, las maestras temen que sean despedidas, pues se produjo un enfrentamiento con el director, en el cual hasta un alumno resultó lastimado al querer defender a su maestra.

Sin embargo, esta denuncia es sólo la punta del iceberg, pues los padres de familia también están inconformes con la gestión que el director realiza en este centro educativo de la capital.

Corrupción en el sistema

Tras conocer la denuncia, el titular de Educación, Miguel de Castilla, dijo que se conformó una comisión para investigar el hecho, y que el director Miguel Fonseca sería retirado del centro escolar para iniciar las investigaciones.

Lamentó que esto es parte de la corrupción que hay en el sistema educativo, y afirmó que semanalmente se denuncian casos de este tipo, los que son investigados por el Ministerio de Educación.

“Las escuelas son el reflejo de las sociedad, y lo que vemos es una corrupción a menor escala. Lo lamentable es que se está convirtiendo en una costumbre, porque a la semana se denuncian de dos a tres casos como éste”, dijo el ministro.

Agregó que ésta es una acusación muy grave, y que, de comprobarse, el director será sancionado según lo estipula la Ley de Carrera Docente.

Llueven denuncias

Además de las denuncias de las maestras, los padres de familia también se quejaron de la administración de Fonseca.

Alberto Soza, Presidente del Consejo de Padres de Familia, expresó que una de las anomalías es que no saben en qué se invierte el dinero de los bares y eso se debe investigar.

“También nos enteramos de la destrucción de unos murales dentro de las aulas, y para evitar eso el Mined paga vigilancia, pues es destrucción de propiedad privada. Sin embargo, nadie nos responde por esas malas acciones que ocurren en la escuela René Schick”, dijo Soza.

Maria de los Ángeles Salazar y Araceli Castro, también del Consejo de Padres de Familia, denunciaron de las fiestas pagadas que realiza Fonseca en el centro educativo.

“De eso nos dimos cuenta en la última reunión de padres, y sabemos que eso fue prohibido por el Ministerio de Educación. Por eso pedimos que nos expliquen para qué son esas actividades”, dijo Castro.

Otros señalamientos

La profesora Hondoy criticó el hecho de que Fonseca tampoco los apoya en las actividades del Plan Colegio, que se hace en conjunto con la Policía Nacional.

“Da tristeza que no haya querido cooperar, pues éste es un programa que aleja a los estudiantes de las pandillas. En este centro circula la droga, por estar en uno de los barrios más peligrosos de la capital; incluso se han expulsado estudiantes porque portan armas blancas”, dijo la profesora.

La comunidad educativa del colegio “René Schick” estará al tanto de estas investigaciones, pues considera que es por el bien del centro y de los estudiantes, quienes son los más afectados.