•  |
  •  |
  • END

El coronel en retiro Víctor Boitano Coleman, a pesar de las amenazas de muerte recibidas contra él y su familia, llegó al Ministerio Público y cumplió con interponer una acusación contra el presidente Daniel Ortega y contra el mandatario hondureño depuesto Manuel Zelaya, por exponer a Nicaragua a un posible conflicto bélico con Honduras.

En su solicitud, Boitano señala al presidente nicaragüense y al hondureño depuesto, de asociación ilícita para delinquir, exposición de personas al peligro, obstaculización de la vía pública, llamado al terrorismo y la insurrección contra un Estado soberano.

“Está haciendo llamados a la creación e instalación de campamentos de carácter paramilitares en las ciudades de Estelí, Managua, Ocotal y Las Manos, así como la toma del puesto fronterizo de Las Manos, usurpación de funciones públicas, abuso de autoridad, daños y perjuicios a la economía nicaragüense”, dijo el militar en retiro, asegurando que los pobladores de las zonas fronterizas están abandonando el área ante un posible conflicto bélico.

“Me siento ofendido, perjudicado y ahora amenazado, no sólo por los mandatarios, sino por las amenazas de muerte por interponer la denuncia en el Ministerio Público.

Marcos Carmona, Director de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, indicó que la petición debe ser tomada en cuenta por el Ministerio Público, y que se investiguen todos los argumentos legales planteados en la denuncia que, luego de un análisis de la CDPH, considera tiene todos los elementos de convicción para que se le de curso.

“Se está atentando contra la seguridad de todos los nicaragüenses, y el presidente Zelaya no puede estar usando el territorio nacional para hacer llamados a conflictos en su país. Tanto Ortega como Zelaya deben ser prudentes y seguir agotando el diálogo para evitar cualquier derramamiento de sangre”, expresó Carmona, agregando que las autoridades policiales deben investigar las amenazas contra el señor Boitano y su familia.