elnuevodiario.com.ni
  •   GUANACASTE  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La situación en Honduras se parece cada vez más a una dictadura, con asesinatos selectivos, toque de queda y restricciones a la prensa, denunció hoy en Costa Rica el vicepresidente del derrocado gobierno hondureño, Arístides Mejía.

El vicepresidente hizo sus declaraciones al arribar al balneario de la provincia turística de Guanacaste, en el norte de Costa Rica, donde los mandatarios de Centroamérica, México y Colombia debatirán la crisis hondureña dentro de la Cumbre de Tuxtla, entre otros temas.

"La situación actual en Honduras cada vez se parece más a una dictadura, han suprimido todas las libertades, hay toque de queda, no hay libertad de prensa y de tránsito, sólo se permiten las cadenas que son afines al régimen de facto", advirtió Mejía en declaraciones a la prensa. El vicepresidente depuesto denunció además que el gobierno de facto es responsable del asesinato de "cinco personas en circunstancias parecidas a las de los años 80", cuando operaban en Honduras escuadrones de la muerte.

Mejía definió de "dramática" la situación de aislamiento de Honduras ante la negativa del régimen de facto de Roberto Micheletti de acceder a la restitución de Manuel Zelaya, derrocado en un golpe de Estado el 28 de junio. El país "ha quedado aislado" y las "exportaciones están bloqueadas", subrayó.

"Hay cero inversiones, la gente saca sus recursos por falta de confianza y se prevé una caída de la moneda", vaticinó Mejía, quien anunció que acude a la cita cumbre en representación del presidente derrocado Manuel Zelaya, quien se encuentra en la frontera entre Honduras y Nicaragua junto a sus seguidores.