Redacción Central
  •  |
  •  |
  • END

La Procuraduría General de República violentó la autonomía municipal al cambiar la declaratoria de utilidad pública de 146.20 manzanas de tierra que aprobó el anterior Concejo de Managua donde funciona La Chureca, y cambió el pago en efectivo por bonos de indemnización.

Este cambio es un golpe mortal al mayor programa que la cooperación española ha aprobado para Nicaragua con la finalidad de transformar el vertedero municipal y ayudar a unas 200 familias que viven y trabajan en el basurero.

Estos cambios aparecen oficializados en una resolución de la Procuraduría publicada en el diario oficial La Gaceta del 22 del mes en curso. No está bien claro sobre la cantidad de manzanas a que se refiere la resolución de la Procuraduría, pero es evidente que reducen el área, bajan sensiblemente el valor de la vara cuadrada y anulan la autonomía municipal.

Aunque ayer todavía no habían sido notificados ninguno de los Martínez, la resolución de la Procuraduría firmada por Rebeca Matilde Zúñiga Rocha, manda a pagar en la Tesorería General de la República la suma de C$39,558,800.00.

La familia Martínez ha dicho que la indemnización producto de la declaratoria de utilidad pública que hizo la Alcaldía debe ser de 6 millones 990 mil 427 dólares, correspondientes a la cantidad de manzanas que el anterior Concejo declaró como de utilidad pública.

Esta suma corresponde a las 146.20 manzanas que durante la administración del alcalde Dionisio Marenco se pactó con los Martínez a 4.50 dólares por vara cuadrada.

Primeras mentiras

Hace unas semanas, el secretario general de la Alcaldía, Fidel Moreno, dijo a los periodistas que el caso de La Chureca (sobre lo referido a la indemnización) la comuna lo había pasado a la Procuraduría de la República, ya que a juicio del funcionario había problemas entre los herederos de la propiedad de quien en vida fuera Carlos Martínez Rivera.

El pasado 24 de julio, un sector de los Martínez se presentó a la Alcaldía con la finalidad de que los recibiera la alcaldesa Daysi Torres, ya que tenían información de que se estaba “cocinando” por debajo cambiar el pago de la figura de la indemnización con los bonos.

Gabriel Martínez Páez dijo a los periodistas que las autoridades edilicias “quieren cambiar la forma como se nos va a pagar, y aquí está el presupuesto municipal de 2009, donde supuestamente en mayo nos tenían que haber dado la primera partida de 50 millones de córdobas por indemnización”.

“Si la comunidad española decide aceptar que nos paguen en bonos, nosotros nos vamos a oponer”, dijo Martínez Páez, quien aseguró que esa propiedad donde opera el basurero tiene 45 años como tal sin cobrarle un peso, y “ahora lo más justo es que se nos pague la indemnización”, que a juicio del demandante debió ser de 8 millones de dólares.

La Chureca nació después del terremoto de 1972. Durante los últimos 40 años Managua ha utilizado ese territorio para botar basura sin ningún contrato con sus propietarios.