•  |
  •  |
  • END

La comisionada mayor Vilma Reyes, Directora de Relaciones Públicas de la Policía Nacional, aseguró que con la presencia de las fuerzas del orden ya se superaron los incidentes violentos en Ocotal, arengados por simpatizantes y funcionarios del partido de gobierno, mientras prefirió no declarar sobre los costos institucionales que representa el resguardo, movilización y cuido del depuesto presidente hondureño Manuel Zelaya, mientras en el país la delincuencia hace de las suyas.

“La situación en Ocotal está superada y la PN hace presencia en cada uno de los puntos como medida preventiva. Momentáneamente no se dejó pasar a una comisión de la Bancada Democrática Nicaragüense, pero luego el camino quedó libre”, expresó la oficial, aunque sus agentes el martes se limitaron a observar la agresión a diputados nicaragüenses que intentaban llegar a Ocotal, y a periodistas de Canal 2 que daban cobertura al problema.

Al preguntar sobre la destrucción de propiedad pública por parte de gente identificada como miembros de los Consejos del Poder Ciudadano, creados por el gobierno de Daniel Ortega, quienes rompieron y utilizaron bardas de carretera como obstáculos para la circulación vehicular, la oficial simplemente contestó que están haciendo presencia como medida preventiva.

Sobre el costo de la fuerza policial que acompaña en todo momento a Manuel Zelaya, el depuesto mandatario hondureño que estableció campamentos de simpatizantes en nuestro país, la directora de Relaciones Públicas dijo que esos agentes no eran de su área. Al inquirir entonces a qué área pertenece el personal con uniformes de la Policía Nacional que cuidan a Zelaya con armas de guerra, ella expresó: “O sea… no hay respuesta”.

Ante la pregunta de si ya no había tranques en la carretera, dijo que “tendríamos que ir al lugar”.