•  |
  •  |
  • END

Lo que antes pudo ser un acuerdo de voluntades, ahora es una obligación para cada una de las instituciones y organizaciones que trabajan contra la explotación sexual y la trata de personas, señaló Grethel López, Directora de Casa Alianza, durante la firma de un convenio de cooperación para la prevención, persecución y atención integral a casos de delitos de violencia sexual, explotación sexual y “trata” de niños, niñas y adolescentes.

“En lo que va del año, Casa Alianza lleva 21 casos de víctimas de explotación sexual y trata de personas”, señaló su directora, quien dijo esperar de las autoridades de la Policía Nacional y del Ministerio Público --con quienes se firmó el convenio-- mayor beligerancia y “judicialización” de los casos.

El convenio consiste en que Casa Alianza estará en continuo contacto con las autoridades, ya sea remitiendo casos o atendiendo a víctimas desde el carácter de atención sicosocial o en rehabilitación en adicciones.

Por otra parte, aportará a la utilización de vehículos para las necesidades policiales en casos de denuncias, así también Casa Alianza dará acompañamiento en los procesos judiciales.

Indicó que no hay justificación para que un delincuente que destruye la vida de un niño o una niña, siga libre. López lamentó que en este convenio no estuviera involucrada la Corte Suprema de Justicia, Poder del Estado encargado de la justicia en Nicaragua.

Fenómeno delincuencial complejo

Por su parte, el doctor Julio Centeno Gómez, Fiscal General de la República, considera la trata y la explotación sexual como un fenómeno delincuencial complejo, que se ha desarrollado a través de los tentáculos del crimen organizado. Sin embargo, también hay un cliente cómplice que desarrolla la explotación sexual, teniendo en nuestro país a Managua como el departamento con mayor incidencia en este delito.