elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

La reunión que sostuvieron en Managua el depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, con el embajador de Estados Unidos en Tegucigalpa, Hugo Llorens, "no cambia" el panorama político en la crisis hondureña, estimó hoy la canciller Patricia Rodas. "El panorama no cambia, ha sido una reunión de reiteraciones, de posiciones que de ninguna manera pueden ser negociadas. "Ellos reconocen como presidente legítimo a Manuel Zelaya y manifestaron que no piensan tener ninguna comunicación diplomática con el régimen de facto", agregó.

Rodas, quien estuvo presente en la reunión, explicó que el gobierno depuesto solicitó al Departamento de Estado agudizar "las sanciones contra los actores directos" del golpe de Estado que sacó a Zelaya del poder hace un mes. "No basta con la suspensión de visas diplomáticas, lo sentirán como un agravio personal, pero consideramos que si no hay firmeza en la respuesta que Estados Unidos da a los miembros del gobierno de facto, estos sentirán un respaldo tácito a sus acciones", expresó.

Estados Unidos aumentó este martes su presión sobre el régimen de facto de Honduras, tras revocar las visas diplomáticas a cuatro de sus funcionarios, mientras estudia retirar otras más.

Además de Rodas, la comitiva de Zelaya estaba integrada por su secretario de la Presidencia, Enrique Flores y el asesor presidencial, Alan Fajardo.