•  |
  •  |
  • END

REDACCIÓN CENTRAL

El gobierno de los Estados Unidos concedió una dispensa anual de cooperación a Nicaragua, comúnmente conocida como “waiver”, luego de revisar y aprobar la política de cumplimiento del país en la atención a reclamos de propiedades confiscadas a ciudadanos estadounidenses, según informó ayer la embajada de Estados Unidos en Managua.

La aplicación de esta disposición legal que prohíbe la ayuda bilateral de los Estados Unidos y su apoyo en el otorgamiento de préstamos por parte de instituciones financieras internacionales a aquellos países en donde los ciudadanos estadounidenses no hayan recibido del gobierno local una indemnización adecuada y efectiva por sus reclamos de propiedades confiscadas, termina con las preocupaciones del gobierno nicaragüense de perder la cooperación norteamericana en medio de una fuerte crisis económica.

Nota de EmbUSA

La resolución la dio a conocer en una nota de prensa oficial la Embajada de Estados Unidos en Managua.

La prohibición de ayuda que dispone la sección 527 de la Ley de Autorización de Relaciones Exteriores de 1994 y 1995, se aplica a todo país que se encuentre en las mismas condiciones, no sólo a Nicaragua.

La dispensa, efectiva por un año hasta el 29 de julio de 2010, se fundamentó en el número de reclamos de propiedades resueltos por Nicaragua.

“El Gobierno de los Estados Unidos sólo puede contar como casos ‘resueltos’ aquellos en los que el bien reclamado haya sido recuperado o en los que se haya firmado un finiquito, luego de haber sido indemnizado”.

“De julio 2008 a julio 2009 el Gobierno de Nicaragua resolvió 44 casos pertenecientes a 28 ciudadanos estadounidenses a través de indemnización”.

Además, según la nota de prensa, “fue resuelto un caso perteneciente a un ciudadano estadounidense por la vía judicial, mediante la recuperación del bien. Otro fue resuelto mediante la devolución del inmueble y posterior suscripción de un contrato de arriendo”.

De acuerdo con la información de la fuente diplomática, otro reclamo fue resuelto mediante una permuta. Igualmente, la Procuraduría General de la República remitió documentación informando acerca de la recuperación de un bien inmueble por parte de un ciudadano estadounidense, y un norteamericano desistió de continuar reclamando un bien mueble.

En total, de julio de 2008 a julio de 2009, 48 casos, pertenecientes a 32 ciudadanos estadounidenses, fueron resueltos, pero la embajada advirtió que hay otros sujetos a solución.

Los pendientes

“A pesar de los avances registrados, aún existen 577 reclamos de propiedad de ciudadanos estadounidenses pendientes de solución”.

“La concesión de una nueva dispensa o ‘waiver’ estará sujeta a la exitosa resolución de un número significativo de reclamos, incluyendo la devolución o indemnización de propiedades bajo el control del Gobierno de Nicaragua, incluyendo la Cornap, la Policía Nacional y/o el Ejército de Nicaragua”.

“El Gobierno de los Estados Unidos espera en el futuro obtener la resolución de los casos de propiedad todavía pendientes”, dijo la nota de prensa oficial.

Previo a la aprobación de Estados Unidos, el Procurador de Nicaragua, Hernán Estrada, viajó a Washington a cabildear por la aprobación de la dispensa, luego que el Embajador de Estados Unidos en Managua, Robert Callahan, dijera que no tenía certeza de la aprobación de dicha modalidad de cooperación.