Ary Pantoja
  •  |
  •  |
  • END

Con la complicidad de la Policía Nacional, los medios de comunicación afines al gobierno del presidente Daniel Ortega se adueñaron ayer de las imágenes fotográficas y televisivas, sobre la reunión entre el depuesto mandatario de Honduras, Manuel Zelaya, y el embajador de Estados Unidos en Tegucigalpa, Hugo Llorens.

Previo a concluir la reunión, hubo una autorización del “asistente” de Zelaya, Allan Fajardo, para conformar lo que en periodismo se conoce como un “pull”, es decir, designar a un fotógrafo y a un camarógrafo para que hagan las imágenes oficiales del encuentro y luego las distribuya entre los demás reporteros gráficos.

Sin embargo, con la complicidad de un jefe policial y la venia de los funcionarios de la embajada hondureña, donde se realizaba el encuentro, el “pull” quedó conformado por el camarógrafo del Canal 4, y el fotógrafo de la Secretaría del Frente Sandinista de Liberación Nacional, César Pérez, quienes se comprometieron a distribuir el material gráfico entre los demás medios de comunicación.

No obstante, esto no ocurrió, y ambos reporteros gráficos se refugiaron en la embajada hondureña. EL NUEVO DIARIO conoció que el periodista del Canal 4 que cubría la actividad informó del hecho a Daniel Ortega hijo, quien habría ordenado a los reporteros no entregar el material a los demás medios de comunicación.

Posteriormente, el Canal 4 emitió las imágenes de la reunión entre Zelaya y Llorens, con la leyenda en la parte superior derecha de la pantalla de la palabra “exclusiva”; mientras que el Consejo de Comunicación y Ciudadanía, CCC, de la Presidencia-Secretaría envió “fotos de cortesía” a los medios escritos.