•  |
  •  |
  • END

El miércoles fueron los transportistas reclamando los buses rusos al banco paraestatal ALBA-Caruna, la cooperativa de préstamos que maneja discrecionalmente la ayuda venezolana a Nicaragua, y ayer fueron los avicultores los que exigieron el pago de la última entrega de unas 70 mil gallinas para el programa “Hambre Cero”.

Óscar Arévalo, en representación de la Asociación de Pequeños y Medianos Productores Avícolas de Nicaragua, Apemepan, dijo que luego de una conversación con directivos de Caruna quedaron inconformes, ya que el boleo entre ésta y el Ministerio Agropecuario y Forestal, Mag-For, continúa, y nadie responde por los casi 258 mil dólares que les deben.

Explicó que el Mag-For y la sociedad ALBA-Caruna, firmaron con ellos un contrato para la entrega de aves, según una calendarización en un plan a nivel nacional, sin embargo, después del último traspaso, no les entregaron los pagos respectivos.

“Tenemos tres meses en espera. Estamos en los límites y económicamente estamos fregados. El Mag-For nos dijo que el pago es responsabilidad de los señores de Caruna, y aquí venimos a manifestarnos para que cumplan con las facturas que están pendientes”, expresó Arévalo, uno de los 115 avicultores que se apostaron ayer por la mañana frente a la cooperativa, en espera de una respuesta positiva.

El ingeniero Arévalo dijo que una comisión de Apemepan habló con los directivos de ALBA-Caruna, y éstos aseguraron que el Mag-For no les había entregado las facturas, por lo que le solicitarían a esa institución estatal los papeles respectivos. Dicho esto, los avicultores regresaron al Mag-For donde nadie les atendió.

Aves no la retiran de granjas

“Tenemos otro problema con ellos, y es que hay más aves en las granjas reservadas por contrato y no han sido retiradas. Nuestro compromiso con esas aves era tenerlas por 16 semanas, pero ya tenemos 25 semanas con ellas, por lo que hay que alimentarlas, y los concentrados hemos tenido que pedirlos al crédito, pero a estas alturas ya nadie quiere fiarnos, pues les hemos quedado mal por la falta de ingresos”, dijo nuestro entrevistado.

Señaló que el sistema de entrega es por el sistema de bono para el retiro de las aves, pero nadie ha llegado. Cada ave representa un costo de manutención de unos 40 centavos de dólar por semana, y son casi 85 mil gallinas las que no han sido retiradas por el programa Hambre Cero.

El representante de Apemepan dijo que desde hace dos años vienen trabajando con el Mag-For y ALBA-Caruna, pero hasta ahora se presenta este tipo de problemas.

En el caso de los transportistas que se apostaron el miércoles exigiendo la entrega de los buses rusos, un representante de ALBA-Caruna aseguró que el retraso se debía a los burocráticos trámites de crédito, y supuestamente la próxima semana comenzará la entrega.