Jorge Eduardo Arellano
  • |
  • |
  • END

Miembros de la Unidad Sindical Magisterial, integrada por 25 mil trabajadores de la enseñanza pública, advirtieron ayer que de no aprobárseles un reajuste salarial no menor al 48% en el presupuesto de Educación, existe la posibilidad de que el año escolar no inicie el cuatro de febrero, tal como lo anunció el titular del Mined, Miguel De Castilla.

“Si hay una huelga nacional, que el gobierno no diga después que nosotros la hicimos por gusto, pues nos están forzando los salarios de hambre”, dijo el profesor Arsenio Vivas.


Ministro De Castilla minimiza
De Castilla minimizó la advertencia de la Unidad Magisterial, y dijo que se trata de una tercia política entre el gobierno y el ex diputado Alejandro Bolaños. Agregó que este sindicato no tiene representación nacional y por eso no afectará al sistema nacional de educación.

Este reajuste, según la maestra Ena Fuertes, equivaldría a un incremento de mil 139 córdobas por maestro, y para ello solicitan 800 millones de córdobas en el presupuesto del Mined. La educadora lamentó que algunos diputados, incluso el titular del Mined y el presidente Daniel Ortega, están en contra de un aumento para los maestros.


Zepeda defiende presupuesto
El dirigente de la Asociación Nacional de Educadores de Nicaragua, Anden, José Antonio Zepeda, defendió la posición del gobierno, pues afirmó que no existe más dinero para incremento salarial de los docentes de lo que ya está presupuestado por el Ejecutivo.

Zepeda afirmó que Anden solicitó 260 millones de córdobas para el incremento salarial, aunque están conscientes de que esto no dará para cubrir las necesidades de los maestros. Indicó que un presupuesto aceptable sería 350 millones de córdobas. “Pero no hay dinero”, reiteró el diputado.

Agregó que la única solución posible para lograr una mayor incremento sería con el no pago de los Cenis, una reforma tributaria o revisar la Ley de Exoneración Fiscal. “No podemos permitir que los diputados le quiten recursos a los proyectos Hambre Cero o Usura Cero, dijo el dirigente de Anden.

Además, aseveró que el incremento a los maestros no debe ser menor a los 450 córdobas que obtuvieron el año pasado.


Maestros no aceptan
“No estamos de acuerdo con el incremento que ofrece José Antonio Zepeda y su gobierno de reconciliación y unidad nacional”, dijo el docente Vivas, quien añadió que dicha propuesta de aumento es de un 12 o de un 15 por ciento, por lo que aseguraron que este miércoles una comisión de educadores se presentará en la Asamblea Nacional para recordarles a los diputados del incremento salarial solicitado por la Unidad Sindical.

“Ningún maestro puede tener un vida digna con dos mil 509 córdobas, que es el salario promedio de un profesor de primaria, o dos mil 692 que es lo que devenga uno de secundaria”, dijo el profesor Vivas.