AFP
  •   SAN JOSÉ  |
  •  |
  •  |
  • END

El Ministerio Público (Fiscalía) de Costa Rica pidió el viernes a un tribunal penal, una condena de 24 años de cárcel para el ex presidente Rafael Ángel Calderón (1990-1994), acusado de los delitos de peculado y corrupción junto a otras siete personas.

Calderón enfrenta un proceso judicial por haber recibido regalías ilegales, junto a los otros imputados, por una transacción entre la estatal Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) y la compañía finlandesa Instrumentarium Medko Medical, por 39.9 millones de dólares.

El dinero de la transacción provino de un crédito del gobierno de Finlandia a la CCSS, en cuya aprobación intervinieron Calderón y otros acusados, los cuales se repartieron 9 millones de dólares en comisiones, según la Fiscalía.

Calderón, líder del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) y virtual candidato presidencial para las elecciones de febrero de 2010, habría presionado a los diputados de esa agrupación en la Asamblea Legislativa para que aprobaran el empréstito finlandés a inicios de la presente década.

La Fiscalía aseguró en sus conclusiones que Calderón y varios de los procesados distorsionaron las solicitudes de equipo que requerían varios hospitales para adecuarlas a las ventas que precisaba concretar la empresa finlandesa.

Las regalías, que incluyeron a funcionarios públicos y privados, habrían sido depositadas en cuentas bancarias en Estados Unidos y Panamá en distintas ocasiones.

Otros imputados en el juicio, que se inició hace nueve meses, y en el que declararon casi 150 testigos, son: Eliseo Vargas, Gerardo Bolaños y Juan Carlos Sánchez, que ocupaban altos cargos en la CCSS.

También figura Walter Reiche Fischel, presidente de la empresa costarricense por medio de la cual se hizo la compra y distribución del equipo. Para todos ellos, la Fiscalía pidió también 24 años de prisión por los delitos de peculado y corrupción.