•  |
  •  |

El Presidente de la República, Daniel Ortega, aseguró que sostienen relaciones con el Ejército de Honduras, pese a que no reconocen al gobierno de  facto de Roberto Micheletti, y encargó al agregado militar hondureño acreditado en Nicaragua, enviar un mensaje al alto mando para que cambien de actitud y reviertan la crisis provocada por los golpistas.

Las palabras del presidente Ortega, que se extendieron un poco más de una hora, se produjeron en la celebración del XXX Aniversario de la Fuerza Aérea, donde también dijo que el Ejército nicaragüense deben proveerse de misiles tierra-aire, más modernos, para cuidar el espacio aéreo.

En el acto se encontraba el representante del Ejército del vecino país, Wilfredo Calderón Canales, quien lleva tres años en Nicaragua, y que según el Presidente, debe comunicar el exhorto.  

El mandatario también defendió su posición de fortalecer el armamento y los medios técnicos del Ejército de Nicaragua, a razón de defender la soberanía nacional ante el narcotráfico, y ante la posibilidad de que Colombia, ahora con sus bases militares, amparada en la fuerza de sus armas, no reconozca el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, que amplia la plataforma continental de Nicaragua.

Ejército en labores humanitarias
El jefe de la Fuerza Aérea, general de brigada Jorge Alberto Miranda Jaime, destacó que en las distintas épocas desde su fundación, los aviones, las naves y el personal especializado han prestado sus servicios con vocación humanitaria y alta disposición combativa para facilitar al país un apoyo en las distintas situaciones nacionales, como desastres, rescates, atenciones humanitarias, apoyo a los procesos electorales y otro sinfín de actividades civiles.

El informe destacó los más significativos logros de la Fuerza Aérea en los últimos 30 años, que incluyen atención a víctimas huracanes, de inundaciones, de sismos y de otras situaciones de emergencia, y pese a la limitada cantidad de medios, se han mantenido los equipos en orden y con disciplina para alcanzar 77 mil horas de vuelo en múltiples misiones, más de 24 millones de libras carga y más de un millón 300 mil personas.

El general Omar Halleslevens, Comandante en Jefe del Ejército de Nicaragua, destacó la alta formación humanitaria y la templanza de los miembros de la fuerza aérea, sobre todo ante los embates de la naturaleza, como han sido los huracanes Joan en 1988, Mitch en 1998, Beta en 2005 y Félix en 2007, más otros desastres.

En el evento participaron el Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, la primera dama Rosario Murillo, el fiscal general Julio Centeno Gómez, el Estado Mayor del Ejército, militares activos y en retiro, y familiares.