Nery García
  •  |
  •  |

Muchos feligreses que asistieron a la procesión de Santo Domingo, mostraron su molestia con la alcaldesa de Managua, Daysi Torres, porque a diferencia de años anteriores la comuna no quemó suficiente pólvora ni contrató a bandas filarmónicas a como se acostumbra, por lo que por primera vez la imagen caminó junto a los promesantes desde el Gancho de Caminos hasta la iglesia Santo Domingo, y no en el barco a como se hace tradicionalmente.

María Quezada y Ana Morales, dos de las miles de feligresas que acompañaron a Santo Domingo desde la iglesia Las Sierritas, dijeron sentirse molestas con Torres. “Esta vez fue diferente, no había pólvora ni chicheros y el pueblo mismo tuvo que buscarlos para que fuera con alegría y bulla porque la alcaldesa no puso nada. Ya no es como antes cuando estaba Nicho que todo era alegre y se sentía la algarabía”, comentaron.

El vicario parroquial de la iglesia Santo Domingo, Orlando Aguilar, y la alcaldesa capitalina declararon -- después de la llegada del santo a la parroquia --, que los promesantes pidieron “a gritos y a plausos” que Santo Domingo caminara con ellos en el Gancho Caminos, en donde tradicionalmente aborda el barco.

Sin embargo, promesantes que estuvieron al momento en que la imagen arribó al Gancho de Caminos, dijeron a END, que en el barco no había filarmónicos y que el mismo párroco Aguilar molesto por el asunto, pidió bajar al santo y llevarlo en hombro de los cargadores hasta la iglesia ubicada en los escombros de Managua.

Sacerdote confirma la falta de música
Luego de este incidente, por momentos la alcaldesa Torres, desapareció del escenario de la celebración, no obstante, reapareció en la iglesia y junto al sacerdote procuró sonreir para no mostrar la molestia que le provocó el choque con el párroco en el Gancho de Caminos.

“El pueblo mismo al llegar al Gancho de Caminos pidió que Santo Domingo caminará con él”, comentó el sacerdote, quien luego confirmó que efectivamente la comuna capitalina no contrató bandas filarmónicas para la procesión: “Son bandas independientes, no tienen que ver ni con la municipalidad ni con la iglesia”.

Por su parte, Torres evitó decir por qué no contrató a chicheros para la procesión y sólo se limitó a decir: “El pueblo es dueño de su santo y lo puede bajar a la hora que quiera y yo soy su Mayordoma, y voy donde está el pueblo y el santo”. La alcaldesa dijo que en la actividad se gastaron cerca de tres millones de córdobas.

Mientras tanto el sacerdote insistía: “Por favor denle el enfoque (a la noticia) que realmente se merece el pueblo y no el enfoque amarillista, porque entonces el país y el pueblo no camina”.