•  |
  •  |
  • END

El vocero de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, CEN, padre Rolando Álvarez, calificó como un “atentado a la libertad de expresión” el cierre de 34 emisoras de radio y televisión en Venezuela.

“Definitivamente, es un atentado a la libertad de expresión, a la dignidad de las personas y a la soberanía de los pueblos que manifiestan su disentir a través de los medios de comunicación”, expresó Álvarez al ser consultado ayer por EL NUEVO DIARIO.

Lo que es bueno para el ganso…

Además, señaló que es “irónico” que por un lado las autoridades de Venezuela hablen de autodeterminación de los pueblos y condenen agravios en otros países --como el golpe de Estado en Honduras--, pero que en su país sean ellos los encargados de amordazar a la gente.

“Lo que es bueno para el ganso, es bueno para la gansa”, apuntó el vocero de la CEN.

Por su parte, en relación con una posible réplica en Nicaragua, la vocera de la Coordinadora Civil, Luisa Molina, explicó que la Convención Internacional de los Derechos Humanos protege a la ciudadanía nicaragüense, y espera que antes de que ocurra algo parecido en Nicaragua, debe haber entendimiento y comunicación entre las partes.

Aunque a Molina le preocupa lo que está pasando en Venezuela, considera que no conoce suficiente información sobre los motivos que tuvieron para cerrar esas 34 radios, y en ese sentido opina que la sociedad civil se debe mantener alerta y cumplir el marco de la Ley, para no generar inestabilidad en el país.

También considera que no se puede estar haciendo comparaciones con Venezuela. “No podemos estar haciendo analogías. Hay que valorar este contexto, mantener en alerta a la sociedad civil para que se mantenga el respeto al marco de la constitución”, dijo Molina, sobre la posibilidad de que ocurra un cierre de medios en Nicaragua, debido a que el gobierno del presidente Daniel Ortega es crítico de los medios de comunicación no oficialistas, y, además, se caracteriza por imitar lo que hace su homólogo Hugo Chávez.