•  |
  •  |
  • END

CARAZO
Este domingo finalizaron las fiestas patronales en honor al patrón Santiago, con la despedida de las imágenes a las ciudades de Diriamba y San Marcos, que son acompañados por los coloridos bailes tradicionales: Las Inditas, Los Diablitos, el Macho Ratón, la Vaquita, y por cientos de creyentes.

En el trayecto de la peregrinación, observamos a los promesantes que reparten comidas y bebidas tradicionales de estas fiestas, otros recorren muchas cuadras de rodillas, y, por supuesto, que no pueden faltar los fieles que bailan a la orilla del apóstol Santiago, dando fe de esta manera de los favores recibidos, por medio de Santiago Apóstol a Jesucristo.


El pasado sábado se realizó la procesión de la Octava, durante la cual las imágenes recorren los barrios surorientales de la ciudad de Jinotepe, danzando al ritmo de los tambores que son llevados por los priostes de Santiago.

Vistiendo un huipil rojo y caites encontramos a la señora Ángela Morales Hernández, de 60 años, quien relató a END, que “desde que tenía un año mi madre me sacó a bailarle a Santiago, y después toda mi vida he continuado con la promesa de mi progenitora, que siempre le pidió a Chago por mi salud, y gracias a él y a Dios he estado sana sin que ninguna enfermedad me ataque”.

“Lamentablemente este año no pude repartir comida en mi casa por falta de dinero, debido a la situación económica que estamos viviendo, pero sí le prometí a Santiago que el año que viene si estoy viva duplicare la ración”, dijo Morales Hernández.