•   TEGUCIGALPA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

"Fuera golpistas", "Roberto Micheletti fascista", se lee en unos billetes rojos de un lempira que Rafael Alegría, dirigente de la lucha por el regreso del presidente depuesto Manuel Zelaya, muestra a unos 2.000 manifestantes en una calle de Las Colinas, al este de Tegucigalpa. "Se están haciendo las formas más creativas de lucha y van a seguir haciéndose más", advirtió el activista desde la plataforma de un camión, donde se aglomeraban los zelayistas, miembros del Frente Nacional contra el Golpe de Estado.

Durante la noche, los zelayistas pintan mensajes como "cardenal golpista", por la mañana personal de la Iglesia los borran y al siguiente día vuelven a amanecer los letreros, en la catedral recién pintada de color melón. Las mensajes son contra el cardenal Oscar Andrés Rodríguez que se declaró en favor de la salida de Zelaya del poder, al leer una carta pastoral de los 11 obispos de Honduras.

"Es de lamentar que en el país no se esté acrecentando la búsqueda de la paz, de la reconciliación y del diálogo sino más bien el odio y se estén generando estas cosas, no sólo manchando paredes sino manchándole la fama a personas como el señor cardenal", se quejó en radios locales el vocero de la Arquidiócesis de Tegucigalpa, monseñor Juan Angel López.

Las autoridades de la Iglesia católica se han quejado de que, desde que Zelaya fue depuesto el 28 de junio, se han cansado de borrar los grafitis que pintan los manifestantes en las paredes de la Catedral Metropolitana, un templo colonial ubicado en el centro de Tegucigalpa.

Pero en general, los mensajes contra muchas personas que a juicio de los zelayistas participaron en el golpe, se ven en paredes y puentes en diferentes zonas de la capital, en su mayoría pintadas durante las manifestaciones masivas de los miembros de la resistencia.

Hilario Espinoza, secretario general de la Confederación de Trabajadores de Honduras (CTH), denunció ante los manifestantes que "está demostrado que los grupos de poder participaron en el golpe porque son los mismos periodistas que nos acompañan siempre en las protestas, la mayoría extranjeros. Los medios de aquí son golpistas", se quejó.

Marcha de la Dignidad arranca el miércoles
"Dentro de estas formas creativas de lucha, vamos a llevar a cabo la Marcha de la Dignidad, que arranca el miércoles en diferentes zonas del país", anunció el secretario general de la Confederación Unitaria de Trabajadores de Honduras (CUTH), Israel Salinas.

Según el dirigente, el miércoles se iniciará la caminata desde diferentes departamentos hacia la capital y San Pedro Sula, la segunda ciudad de Honduras, donde se quedarán para seguir con las manifestaciones públicas. "Estamos seguros que este gobierno va a caer, estamos haciendo lo correcto", sentenció Salinas.

Mientras tanto, el presidente del Colegio Profesional de Superación Magisterial Hondureña (Colprosumah), Saturnino Sánchez, anunció en el mismo acto que unos 50.000 educadores de primaria y secundaria irán a un paro de labores durante esta semana. "Los maestros o los dirigentes que no cumplan con el paro, quedarán como traidores de la lucha por la restitución de la democracia en Honduras", sentenció Sánchez. Según el Ministerio de Educación, por los paros se perdió el 25% del año lectivo 2009, lo cual ha afectado a unos 2 millones de estudiantes.