•  |
  •  |
  • END

TOLA, RIVAS

Un niño rivense ha sido víctima de un inhumano maltrato por parte de su familia, que lo hacía permanecer en un cuarto con un moderno grillete en su tobillo izquierdo --un candado de bicicleta--, para mantenerlo inmovilizado. El menor fue socorrido por MiFamilia, entre las diez y once de la mañana de este lunes.

Según la delegada de dicha institución Amparo Grijalva Jaén, del triste caso se enteraron a través de una llamada telefónica que recibió a las 9:30 de la mañana, donde le informaban que en el asentamiento de Tola, conocido como “La Rebusca”, había un niño a quien tenían atado.

Al llegar al asentamiento, los familiares del pequeño trataron de impedir que los funcionarios en compañía de policías se lo llevaran, pero al final se logró rescatarle.

Según Grijalva Jaén, de momento iniciarán las investigaciones en coordinación con la Comisaría de la Mujer, y lamentó el poco apoyo que existe de parte de la población y de la misma familia del niño para esclarecer esta triste historia.

El menor habitaba en una casa donde convivía con su mamá, su abuela y su abuelastro, el cual supuestamente era el que se encargaba de darle el cruel castigo. Al momento de rescatar al pequeño, éste presentaba secuelas de castigo en algunas partes de su cuerpo, y su falta de higiene era la evidencia de la poca importancia que le prestaban.

Pero lo que más conmovió a quienes veían al menor era el candado que estaba atado en su tobillo izquierdo, similar a los candados que se usan para enllavar bicicletas, y que se enlazaba a otro cable con el que ataban al niño de cualquier punto fijo, para impedirle que se movilizara libremente.

Torturado desde hace mucho tiempo

Por las señas que presentaba el menor, todo hace indicar que llevaba buen tiempo de sufrir esta tortura, y según Grijalva Jaén, éste es el primer caso severo que investiga desde hace casi tres años que asumió el cargo. Agregó que en la casa de donde fue rescatado el niño habita gente violenta, y que por eso los vecinos temen comentar sobre el caso.

El pequeño sería remitido la tarde de ayer al médico forense de la Policía de Rivas y a la Comisaría de la Mujer, donde sería evaluado por una psicóloga, y según Grijalva Jaén, de momento el niño estará en un hogar sustituto. Señaló, asimismo, que analizarán la posibilidad de ver si existe algún familiar que se encargue de la custodia del niño.

Llamó a evitar situaciones semejantes

La funcionaria hizo un llamado a los padres de familia a no practicar este modelo de crianza, que catalogó como una medida de corrección salvaje, totalmente innecesaria, ya que aseguró que un niño criado de esa manera tiende a convertirse en una persona violenta, por lo que instó a la población que conozca de estos casos a denunciarlos sin temor, ya que sus nombres no serán revelados.