•   MANAGUA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Ejército de Nicaragua negó hoy que el depuesto presidente hondureño, Manuel Zelaya, esté organizando milicias cerca de la frontera con Honduras, donde aseguran que sus fuerzas tienen la situación bajo “control”. "No tengo información yo de que se esté organizando alguna milicia ahorita aquí en Nicaragua", señaló el vocero del cuerpo castrense, el general de brigada Adolfo Zepeda, al Canal 12 de televisión.

El militar admitió que en la región fronteriza "pueden haber algunas expresiones de delincuencia, sin embargo tenemos control de la zona". Informó que las relaciones entre el Ejército de Nicaragua y las Fuerzas Armadas de Honduras son "tranquilas", a pesar de la crisis que atraviesa el vecino país tras el golpe militar que depuso a Zelaya el 28 de junio, el cual -consideró- debe ser resuelto por los hondureños.

"La situación que está en Honduras con el golpe de Estado debe ser resuelta en territorio hondureño, no creemos nosotros de ninguna manera que se va a resolver en territorio nicaragüense", anunció el portavoz militar.

Zelaya informó el sábado que había comenzado a capacitar y entrenar un "ejército popular pacífico", que también llamó "milicias", con partidarios hondureños que habían llegado a Nicaragua a respaldar su restitución. De un millar de seguidores que Zelaya dijo que tenía a su disposición en la ciudad fronteriza de Ocotal, en el norte de Nicaragua, el domingo sólo habían quedado cerca de 100 hombres recluidos en el polideportivo de la ciudad.

Sin embargo, los alcaldes de los municipios de Mozonte, Ciudad Antigua y Wiwilí, del departamento de Nueva Segovia, fronterizo con Honduras, informaron a los medios de prensa que muchos hondureños seguían entrando a Nicaragua por puntos ciegos, entre ellos delincuentes que sospechan pertenecen a las temibles "maras" o pandillas juveniles.

La ministra de Gobernación, Ana Isabel Morales, negó que existan pandilleros entre los hondureños que se encuentran asentados en el país, ni que pretendan formar "una fuerza militar" en la zona fronteriza. "Quiero decirles que los ciudadanos hondureños que están en territorio nicaragüense nunca, ni han pretendido, ni pretenden ser ninguna fuerza militar" en territorio nicaragüense, aseguró la ministra.