•  |
  •  |
  • END

El auditor interno de la alcaldía de Chinandega, Cándido Leonardo Álvarez Burgos, confirmó que el secretario del Concejo, Juan Alberto Torres Mendoza, utilizó 5.4 millones de córdobas de las transferencias del Presupuesto General de la República que estaban destinados para obras y proyectos, en la compra de camiones usados y refaccionados, los que quiere hacer pasar como nuevos.

Autoridades de la comuna de Chinandega, han bloqueado la entrada de Álvarez Burgos, luego de que éste hiciera una grave denuncia de irregularidades en contra del secretario del Concejo, Juan Alberto Torres Mendoza, quien las ha desmentido de manera tajante.

El auditor interno denunció ante los contralores a Torres Mendoza de haber reunido en las oficinas a algunos miembros de las juntas directivas de los sindicatos de la comuna, para planificar y violentar las gavetas y los archivos digitales e impresos de su oficina, donde se presentan los avances y reportes de observaciones y recomendaciones sobre supuestas anomalías administrativas y el manejo financiero “con evidentes debilidades de los controles establecidos”.

El presidente de la Contraloría, Guillermo Argüello Poessy, afirmó ayer que no existe ninguna autoridad más que el Consejo Superior de contralores, facultado para nombrar o destituir a los auditores internos de cualquier entidad pública.

¿Y el alcalde?

Álvarez Burgos, a quien le negaron la entrada la mañana del lunes a la alcaldía de Chinandega, según él por órdenes del jefe de celadores, dijo que esperaba conversar con el alcalde Enrique Saravia, quien hace 10 días le prometió que platicarían.

“Estoy esperando que me atienda el alcalde para aclarar muchas cosas, tengo la certificación de la Controlaría General de la República que explica que no hay causas para despedirme del cargo, y el único que puede removerme del puesto es el Consejo Superior del ente fiscalizador”, expresó.

Dijo que entre las recomendaciones que transmitió al edil, está que Juan Alberto Torres Mendoza no está facultado para hacer compras mayores, lo cual molestó al secretario del concejo.

Más anomalías

El auditor interno indicó que encontró compras de nueve computadoras que se adquirieron a precios de 1,115 dólares cada una, cuando en el mercado la misma máquina con la misma capacidad instalada, se encuentra a 700 dólares.

“La compra de esas computadoras y otros accesorios, muestra que hay una grave diferencia de precio y eso es en perjuicio de la comuna”, dijo Álvarez Burgos.

Niega y amenaza con demanda

El secretario del Concejo dijo a EL NUEVO DIARIO que no irrumpió en las oficinas de Álvarez Burgos para sustraer documentos, dinero y cambiar la cerradura de acceso a la oficina para sacar un CPU de la computadora asignada al área.

Al respecto, Torres Mendoza aseguró que actúa con transparencia y no ha manipulado a sindicalistas “porque no son niños”, y retó a que Álvarez Burgos --a quien tildó de “ridículo”-- le demuestre con pruebas las acusaciones, por lo que lo demandará ante los tribunales competentes.

Agregó que Álvarez Burgos fue auditor de la desastrosa administración del ex edil Julio César Velásquez Bustamante, acusado por múltiples actos de corrupción por varios ex empleados de la comuna, entre ellos Nicolás Ordóñez, otrora encargado de la Unidad de Adquisiciones.

Añadió que por la “prepotencia del otrora auditor, 200 trabajadores pidieron la renuncia, él pretende denigrarme. No le he sacado dinero ni documentos”, insistió el secretario del Concejo, quien pidió a la Contraloría General de la República que envíe personal a la comuna de Chinandega para que constaten que lo aseverado por el ex auditor es falso.

Señaló que Álvarez Burgos ha sido despedido de varias empresas por diversas irregularidades, por lo que debe ser investigado por las autoridades competentes.

Visita “casual”

En cuanto a sus atribuciones, dijo que están apegadas a la Ley 40, Ley de Municipios, y las adquisiciones se hacen con la aprobación de los concejales y la firma del alcalde Enrique Saravia Hidalgo.

Casualmente, ayer, Saravia Hidalgo y el secretario político del partido orteguista, delegado del gobierno y concejal ante la comuna de Chinandega, Indalecio “Chino” Pastora, llegaron hasta la Contraloría y se reunieron con el vicepresidente de esa entidad, Luis Ángel Montenegro.