Nery García
  •  |
  •  |
  • END

Regresar las plantas “Hugo Chávez” a Venezuela y pagar menos de nueve dólares por kilovatio al mes por las máquinas “Che Guevara”, es lo que proponen el especialista en temas energéticos, Narciso Mayorga, y los miembros de la Red Nacional de Defensa de los Consumidores, RNDC.

De aceptar el INE el contrato de los 14 dólares firmado por Albanisa y Fenosa, sería un golpe devastador al bolsillo de los nicaragüenses.

Ricardo Osejo, promotor de la Red, recordó que las “Hugo Chávez” fueron de gran utilidad cuando iniciaron operaciones en 2007, eliminando los apagones. Sin embargo, ahora que se instalaron 160 megavatios a base de derivados del petróleo (térmicos), y se está generando más energía con fuentes renovables, como el parque de generación eólico Amayo, entonces conviene regresarlas.

“Las plantas Hugo Chávez sería gravoso comprarlas, pues es una inversión inútil. Deberían más bien devolverlas. Nunca alcanzaron su máxima capacidad efectiva, y aunque fueron muy oportunas en 2007, es muy poco lo que aportan al SIN (Sistema Interconectado Nacional)”, refirió Mayorga, quien se desempeña como consultor en Derecho de Energía.

Limitadas y caras

De acuerdo con las estadísticas del Centro Nacional de Despacho de Carga, CNDC --ente estatal que regula entrada y salida de operaciones de las plantas generadoras--, aunque las “Hugo Chávez” tienen una potencia instalada de 60 megavatios (60 mil kilovatios), la capacidad estimada para producir es de 48 megas (48 mil kilovatios); y hasta ayer, tenían una disponibilidad de 37.6 megavatios.

Por si fuera poco, además de no poder ofrecer toda su capacidad, son ineficientes, pues según reportes del Instituto Nicaragüense de Energía, INE, gastan hasta 14.28 galones de diesel para producir cada kilovatio, lo que las ubica por debajo de las viejas plantas “Las Brisas”, que están en el mismo lugar y consumen hasta 11.02 galones para producir un kilovatio.

La propuesta par las “Che Guevara”

En cuanto a las plantas “Che Guevara”, que tienen una potencia de 100 megavatios (100 mil kilovatios), Mayorga plantea dos opciones para reducir la carga a los usuarios del servicio y para que esos electrógenos eviten que regresen los apagones.

La primera propuesta es que se mantenga el plazo de 15 años del contrato que ahora revisa INE, pero en vez de pagar 14 dólares por cada kilovatio al mes, se cancele sólo 8.05 dólares, incluido el seis por ciento de interés contemplado y revelado por el Ministro de Energía, Emilio Rappaccioli, en un informe enviado a la Contraloría.

Eso significaría, de acuerdo con los datos formulados por Mayorga, que habría que restarle 258 millones 300 mil dólares (64 por ciento) a los 403 millones 200 mil dólares, que el grupo privado Albanisa pretende obtener en 15 años, sólo por haber instalado esas máquinas en nuestro país, además del cobro real del costo de la energía que pretende aplicar. En total se pagarían 144 millones 900 mil dólares.

La segunda opción que propone Mayorga es mantener el precio inicial que habían propuesto las autoridades gubernamentales en meses pasados, de 11.80 dólares por kilovatio al mes con un interés máximo del cuatro por ciento, a un plazo de ocho años y medio.

Con este último planteamiento, los usuarios de Unión Fenosa (Disnorte y Dissur) tendrían que pagar vía tarifa 108 millones 560 mil dólares en 92 meses, y eso significa que se salvarían de pagar a Albanisa 294 millones 640 mil dólares, es decir, 73 por ciento menos de lo que pretende obtener el grupo privado, según el contrato que enviaron ambas partes al INE para su revisión y aprobación.

Solidaridad vs. capitalismo salvaje

“Debemos establecer una enorme diferencia entre lo que significa un negocio, bajo el principio de solidaridad y bien de interés nacional, contra la visión mercantilista, propia del capitalismo salvaje”, indicó el especialista.

Mayorga envió esas propuestas este martes al titular del INE, David Castillo, y al ministro Rappaccioli, funcionarios que hasta el momento se han negado a brindar declaraciones a EL NUEVO DIARIO sobre la transacción entre Albanisa y Fenosa.

Además, dijeron nuestras fuentes que de aceptar el contrato de Albanisa con Fenosa a 14 dólares el kilovatio y las plantas “Hugo Chávez”, el consorcio español y su ahora socio minoritario, se exponen a una escalada de rechazo y violencia, frente a la imposibilidad para empresarios y usuarios domiciliares de pagar unas tarifas que ya son asfixiantes para la economía nacional y para el bolsillo de los particulares.

La Barcaza y el Mercado de Ocasión

Los funcionarios de gobierno repiten una y otra vez que sin las plantas “Hugo Chávez” los apagones se habrían extendido, lo que está “más claro que el agua”, según Mayorga y los miembros de la RNDC, sin embargo, tomando en cuenta los actuales indicadores del sector eléctrico, se puede deducir que ya cumplieron su misión, y ahora más bien encarecen la tarifa de los usuarios.

Vale recordar que el gobierno de Enrique Bolaños hace tres años intentó traer una barcaza de origen escocés al país para producir 80 megavatios por siete años, y acabar así con los continuos apagones. Según los archivos de la Contraloría General de la República, eso significaba un costo mucho menor a lo que representan ahora las plantas “Hugo Chávez” y Albanisa.

Además, en el Mercado de Ocasión el costo de la electricidad que se ofrece y se compra en los países vecinos es muy inferior al que producen ahora estas máquinas, algo que podría aprovechar el gobierno para abaratar la tarifa, pero prefiere comprar el suministro de Albanisa y las “Hugo Chávez”.

Ejemplos claros

Por ejemplo, las “Hugo Chávez” ayer vendían cada megavatio en 150.40 dólares, y el precio oficial reconocido por el INE es de 144.46 dólares. Los países vecinos ayer tuvieron ofertas que oscilaron entre los 141 y 145 dólares.