Tatiana Rothschuh
  • SAN CARLOS/RIO SAN JUAN |
  • |
  • |

Una feroz cacería contra los nicaragüenses que viajan en busca de trabajo ha emprendido la guardia costarricense, a lo largo de la frontera del sureste de Nicaragua y en la línea limítrofe de Río San Juan, expulsándolos del territorio “del otro lado” bajo la figura de rechazos administrativos, ya sea a ilegales o con sus documentos.

Ciudadanos nicaragüenses ha abarrotado las instalaciones de Migración en San Carlos para abordar las lanchas que viajan con destino a Los Chiles, de Costa Rica, o en la Portuaria para emprender el viaje sobre el río San Juan, desde donde bajan en diferentes partes y penetrar por los puntos ciegos, tratando de burlar a la guardia tica que en estos días no ha dado tregua a los nicaragüenses.

Luz del Carmen Corea, directora de Migración y Extranjería en San Carlos, dijo que el incremento de los rechazos administrativos es evidente en los primeros días del año, pues usualmente no pasaban de 50 y sólo el seis de enero, la “migra” tica”, rechazó a 122 nicaragüenses.

La funcionaria precisó que en los primeros siete días del año, se registran 396 ciudadanos rechazados. “En Costa Rica están rechazando a todos los nicaragüenses, no están dejando entrar a nadie, pese al convenio laboral suscrito con el titular del Ministerio del Trabajo para que se permitiera un límite de 500 trabajadores”, apuntó Corea.

El aumento de los pinoleros expulsados de territorio costarricense, llevó a las autoridades de Migración en Costa Rica a reparar la lancha grande y desde el jueves pasado atraca una o dos veces al día en San Carlos con los nicas a bordo, que se les observa con los rostros desencajados y cargando a tuto sus “peleros”.

Pero también propietarios de embarcaciones que cubren la ruta Los Chiles San Carlos, que omitieron sus nombres por temor a represalias, denunciaron el abuso de la “migra tica”, que los obliga a traer en muchas ocasiones a los nicaragüenses rechazados cuando es responsabilidad de ellos.

Los controles que lleva el destacamento militar sur del Ejército de Nicaragua en el puesto fronterizo de Las Tablillas, arroja también un incremento de nicaragüenses que regresan de territorio costarricense. En siete días transcurridos de este año, los militares controlaron el pase de 412 nicas, entre ellos 190 hombres, 121 mujeres y 101 niños, precisó el coronel Rafael Barahona, jefe del destacamento militar sur.

El jefe militar corroboró el fuerte movimiento de nicas que utilizan las embarcaciones que circundan el río San Juan en estos días, en su gran mayoría buscando como penetrar a territorio costarricense para encontrar trabajo.

Señaló que en esos siete primeros días se contabilizaron 2,163 nicas en las lanchas que navegan el San Juan. El mayor movimiento se produjo el seis con 359 personas, día en los rechazos fueron mayores.