•  |
  •  |
  • END

El grupo estratégico por la despenalización del aborto terapéutico en Nicaragua y el International Projects Assistance Services, IPAS, develaron el alarmante incremento de las muertes maternas, que en lo que va del año llegan a 49, mientras se señala que muchos de los fallecimientos tienen que ver con aparentes malas prácticas médicas o con la inexperiencia del personal que atiende en el sistema de salud.

Según el último informe sobre la situación de mortalidad materna, perinatal y neonatal del Ministerio de Salud, Minsa, ésta se incrementó de 33 casos en 2008 a 49 en el primer semestre de 2009, en correspondencia con el mismo período del año pasado.

Martha María Blandón, Directora de IPAS, dijo que la situación es alarmante, ya que hasta la semana 29, la cantidad de madres fallecidas se incrementó en 16 en el mismo período, lo que indica que es muy probable que la cifra de muertes, comparativamente, se duplique al cierre del año, por lo que preguntó a las autoridades de salud qué es lo que está pasando y qué van a hacer al respecto.

Entre los departamentos con más altos índices están la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN, con 10 muertes, Managua ocupa el segundo lugar con 9, y en Matagalpa 6. Las cifras de muertes maternas siempre se elevan en las zonas rurales con 31, en comparación con las 18 registradas en las localidades urbanas.

Análisis de las causas

Entre las tres principales causas de la muerte materna están las hemorragias (46 por ciento), Síndrome hipertensivo gestacional (31 por ciento) y abortos (14 por ciento).

“A través de los datos oficiales, presumimos que algunas de estas mujeres de haber tenido acceso a un aborto terapéutico podrían haberse salvado. Comparando las cifras desde la penalización de las muertes maternas hasta 2008, no hay muchos cambios, pero cuando analizamos las causas, sí vemos diferencias significativas”, dijo Blandón.

Señaló que en el análisis sobre la clasificación de muertes por causas obstétricas indirectas o aquellas que complican el embarazo, se encontraron con cardiopatías, VIH, cáncer y leucemia. “En este sentido, podemos asegurar que las causas de muerte por razones obstétricas indirectas van aumentando progresivamente año con año”.

Personal poco capacitado

Agregó que una gran debilidad que enfrenta el Minsa es que no siempre el personal más calificado está destinado para atender los problemas de las mujeres. Entre éste se cuenta al personal de servicio social, estudiantes de medicina o médicos no tan capacitados, mientras los médicos residentes de alto nivel no están. “Muchos el viernes por la tarde buscan alguna manera para irse lo más rápido posible”.

“Un fenómeno que se debe estudiar es que los viernes por la tarde y los fines de semana es cuando ocurren más muertes maternas”, dijo.

Mayte Ochoa, del grupo estratégico por la despenalización del aborto terapéutico, comentó que también el retardo en la atención, en casos de hemorragias, tiene que ver con el temor del personal de salud a la penalización de aborto terapéutico, y eso puede ser mortal para las mujeres.

Blandón también recalcó que el número de suicidios de adolescentes con un primer embarazo se incrementó, aunque estas muertes no están incluidas en las estadísticas de salud.

Lamentable aniversario

En la conferencia realizada ayer, IPAS presentó el análisis “Muerte materna y aborto terapéutico: violación de derechos”, además de un resumen titulado “¿Por qué es inconstitucional la penalización del aborto terapéutico?”

“Con esto, lamentablemente, le estamos celebrando el primer cumpleaños al recurso por inconstitucionalidad contra la penalización del aborto terapéutico, ya que la Corte Suprema de Justicia debió haber dado una respuesta 60 días después de presentado. Ahora ya cumplió su aniversario, el tiempo camina y no hay respuesta”, comentó la directora de IPAS.