•  |
  •  |
  • END

Mientras el secretario del Concejo de Chinandega, Juan Alberto Torres Mendoza, recibió el apoyo público de las autoridades edilicias, en la Contraloría General de la República, CGR, hacían todo lo posible para que la denuncia interpuesta en contra de ese funcionario por el auditor interno Cándido Leonardo Álvarez Burgos, no llegara a manos del Consejo de contralores.

Torres Mendoza recibió el espaldarazo de parte del alcalde Enrique Saravia, de la vicealcaldesa Miriam Padilla, de concejales orteguistas y del secretario político y delegado de gobierno en este departamento, Indalecio “El Chino” Pastora.

Tras una reunión en el despacho de Pastora, el secretario del Concejo negó los señalamientos formulados por el auditor interno de la comuna Cándido Leonardo Álvarez Burgos, quien aseguró que el primero utilizó 5.4 millones de córdobas de las transferencias del Presupuesto General de la República que estaban destinados para obras y proyectos, en la adquisición de camiones usados refraccionados, los que presuntamente quiere hacer pasar como nuevos.

El auditor interno también indicó que encontró compras de nueve computadoras que se adquirieron a 1,115 dólares cada una, cuando en el mercado la misma máquina con igual capacidad instalada, se cotiza a 700 dólares.

“Ese señor es ignorante, no tiene pruebas. Soy incapaz de tocar un córdoba, aquí se actúa con transparencia, ¿en qué cabeza cabe que voy a tocar el cuarenta por ciento de las transferencias del Presupuesto General de la Republica? ¡Es descabellado!”, expresó Torres Mendoza.

Alcalde mete las manos al fuego por secretario del Concejo

Enrique Saravia Hidalgo, Alcalde de Chinandega, dijo que a ojos cerrados mete las manos al fuego por el secretario del Concejo, quien a su criterio actúa con transparencia, y las atribuciones son aprobadas por él como máxima autoridad edilicia.

“Juan Alberto goza del respeto mío, del de la vicealcaldesa y del respeto de los concejales de nuestro partido. Los señalamientos tienen que ser probados por el auditor, y el secretario del Concejo se reserva el derecho de acusarlo”, expresó el alcalde.

Expresó que la Contraloría puede destinar personal para que investigue las acusaciones “sin base del auditor”, por lo que no tienen temor debido a que según él trabajan con transparencia.

En CGR querían archivar denuncia

No obstante, la denuncia del auditor interno de la alcaldía de Chinandega, sobre destrucción de papelería y violación de sus archivos informáticos de parte del secretario del Concejo, Torres Mendoza, pretendía ser archivada en la Contraloría General de la República, CGR.

EL NUEVO DIARIO consultó al presidente de la CGR, Guillermo Argüello Poessy, sobre la denuncia del auditor interno, al que se le ha negado la entrada a la comuna desde que hizo públicos los presuntos malos manejos, y durante los primeros minutos no le supieron dar respuesta del asunto.

Argüello Poessy preguntó a la Dirección de Denuncia Ciudadana de la Contraloría, pero en esa dependencia no había documento referido a Álvarez. Luego llamó al director de Fortalecimiento Institucional, Humberto Avilés, para conocer si estaba al tanto de la denuncia del auditor interno de la municipalidad chinandegana, pero éste tampoco le supo informar.

Intrigado por el destino de la denuncia, Argüello Poessy orientó buscar el documento, hasta que el director de Auditoría Interna de la Contraloría, Fernando Castro, admitió que el documento estaba en sus manos.

“Es extraño que esté en manos de Auditoría Interna cuando es una carta dirigida al Consejo Superior, y todo lo que viene para el Consejo pasa por mis manos”, comentó el presidente de la CGR.

Pero no era todo, pues al mandar a traer el mencionado documento, éste le fue remitido con una nota de puño y letra del director de Auditoría Interna de la CGR, en la que ordenaba “archivar en el expediente de todo lo que tiene que ver con Chinandega”.

El titular de la CGR reaccionó inmediatamente al asunto, y ordenó a Avilés que elaborara una carta al Consejo Superior, recomendándole realizar una auditoría especial referida a los señalamientos del auditor Álvarez Burgos, y en la cual, se le recordara a todos los miembros del Concejo, que la única entidad encargada de contratar o destituir al auditor interno es la Contraloría.