•   LOS ÁNGELES  |
  •  |
  •  |
  • Agencias

Una limusina Mercedes Benz 300D, pedida especialmente para el ex presidente de Nicaragua Luis Somoza Debayle, hijo del dictador Anastasio Somoza García, saldrá mañana a subasta en eBay, anunció hoy la empresa MotoringInvestments.com. El automóvil lujoso -encargado en 1957 y que tiene bar, refrigeración, radioteléfono, una sirena militar y una lámpara azul para desfiles- será ofrecida a un precio base de 129.000 dólares.

El vehículo, de color azul, fue ordenado mediante una carta formal a la empresa Daimler-Benz, que figura como parte de la documentación oficial que garantiza su autenticidad, informó Brian Peters, representante de MotoringInvestments.com, con sede en San Diego, California. "La elegancia y poder de este carro es símbolo de la dictadura que duró por cerca de medio siglo en Nicaragua", señala un comunicado de la empresa, que destaca que el vehículo estará disponible al público por primera vez después de 30 años.

El 2 de marzo de 1958 el Mercedes 300D fue embarcado con destino a Nicaragua en el S.S. Hein Hoyer, propiedad de Hanseatic Vaase Line. Casi 20 años más tarde, el 14 de diciembre de 1977, Anastasio "Tachito" Somoza Debayle -también hijo de Somoza García, quien había sido asesinado en 1956- escribió una carta oficial de la Casa Presidencial Hacienda El Retiro dirigida a Julio César Gallardo, el chofer de confianza de muchos años de la familia.

En la carta el mandatario manifestaba el aprecio de los Somoza por sus servicios y le informaba que le iba a transferir el vehículo de su hermano Luis. En diciembre de 1977 Somoza y Gallardo firmaron la carta de venta número 0003428 por valor de 1 Córdoba (moneda oficial de Nicaragua).

Anastasio Somoza Debayle abandonó Nicaragua el 17 de julio de 1979 tras 43 años de dictadura de la familia Somoza en el país centroamericano. El 17 de septiembre de 1980 Somoza Debayle murió junto con Gallardo en una limusina Mercedes 1970 de color blanco que fue alcanzada por el disparo de una bazuca en Paraguay.

Un mes antes la limusina presidencial comprada por su hermano había sido enviada a California, a su nuevo dueño, un residente de Sherman Oaks.