•  |
  •  |
  • END

El presidente de la Contraloría General de la República, CGR, Guillermo Argüello Poessy, recomendó al auditor interno de la alcaldía de Chinandega, Cándido Leonardo Álvarez Burgos, que acuse en los tribunales de justicia a las autoridades de esa comuna que le niegan la entrada para realizar su trabajo.

Indicó que ayer los colegiados decidieron por unanimidad enviarle una carta al edil chinandegano, Enrique Saravia, en la cual le recordaron que la nueva Ley Orgánica del ente fiscalizador establece que los únicos que están facultados para contratar o destituir a los auditores internos son los miembros del Consejo de Contralores, y que, por lo tanto, se abstenga sacar de la comuna a Álvarez.

Argüello Poessy dijo que al existir una denuncia de Álvarez y otra en la Oficina de Denuncia Ciudadana, referida a malos manejos en la comuna de Chinandega, encabezada por Saravia, deben acumularse para resolver el próximo jueves si aprueban o no una auditoría especial.

El auditor interno denunció que desde que recurrió a la Contraloría, no le han dejado ingresar a su oficina, de la cual afirma se llevaron archivos, papeles de trabajo y que violentaron su computadora.

“Las autoridades edilicias están en la obligación de proporcionarle al auditor interno los medios necesarios y adecuados para el desempeño de su labor”, dijo Argüello Poessy, quien señaló que ayer casualmente aprobaron un Reglamento para nombramiento y destitución de los auditores internos de las entidades públicas.

Parece que auditor va a renunciar, dice vicealcaldesa

Mientras tanto, la vicealcaldesa de Chinandega Miriam Padilla, expresó que “me parece que el auditor le dijo al alcalde Enrique Saravia, que va a renunciar, y ya poniendo él la renuncia no hay nada más que hacer”, expresó la funcionaria.