José Leonel Mendoza
  •   Corresponsal Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • END

Diversos actores de la sociedad costarricense valoraron de “un triunfo” la aprobación por unanimidad, de las nuevas reformas a Ley de Migración, la que según ellos, viene a dotar al país de una legislación moderna y acorde con la protección de los derechos humanos y a las garantías sociales de las personas que inmigran.

“Es momento de celebrar porque se derogó una Ley que era extremadamente lesiva para los migrantes. El trabajo ahora es cómo lograr que se regularicen miles de nicaragüenses”, sostuvo Alberto Cortés, político de la Universidad de Costa Rica.

En ese tema, estima que es donde entra a jugar el Estado de Nicaragua, el cual, según él, “no ha dado muestras de preocupación de la situación de sus connacionales”.

¡Ha sido inmoral y negligente porque no ha mostrado preocupación para facilitar los trámites y documentos para que se regularicen. Ha faltado voluntad política”, recalcó Cortés.

Demandan más beligerancia

En esa misma línea, Edgar Zurita, del Fondo Latinoamericano de Desarrollo (Folade), dijo que es la oportunidad para que miles de indocumentados puedan poner en regla su situación, y que el gobierno de Nicaragua debe mostrar un papel más beligerante.

Por su parte, Mario Zamora, Director de Migración, expresó que se contará con mejores argumentos jurídicos para combatir a las bandas organizadas que se aprovechan de la migración.

El empresario Oscar Alfaro Zamora dijo que “viene a poner un stop a la explotación de la mano de obra y hasta combate el coyotaje y otros delitos conexos que se ciernan en la migración. Fue una decisión creativa e inteligente, es una fuente más de entendimiento entre los dos pueblos hermanos”, añadió.